Público
Público

Muerte de íñigo Cabacas El mando de la Ertzaintza que ordenó "entrar con todo" declara que no dijo cómo tenían que hacerlo

El responsable del operativo policial que acabó con la vida de Íñigo Cabacas a causa de un pelotazo de goma en la cabeza por parte de la Ertzaintza declara en el juicio que en ningún momento ordenó utilizar las pelotas de goma, y que ese tipo de instrucciones correspondían a otro mando que no se bajó en ningún momento de una furgoneta.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2

Los padres de íñigo Cabacas durante la celebración del juicio sobre la muerte de su hijo por parte de la Ertzaintza | Luis Tejido / EFE

Jorge Aldekoa, el "ugarteko", el mando de la Ertzaintza responsable del operativo la noche que Íñigo Cabacas recibió el impacto mortal de una pelota de goma, ha asegurado hoy en el juicio que "en ningún momento" dio la orden de usar escopetas, porque esa responsabilidad le correspondía al oficial de mayor rango en el lugar.

Este responsable policial ha declarado hoy como testigo en el juicio que se sigue en Bilbao contra seis miembros de la Ertzaintza, tres agentes de base y tres mandos intermedios -entre ellos el oficial aquel día en el lugar de los hechos- acusados de un delito de homicidio por imprudencia profesional grave durante el operativo del 5 de abril de 2012 tras un partido de fútbol del Athletic Bilbao en San Mamés, lo que produjo manifestaciones constantes reclamando justicia para el caso.

Según su testimonio, cuando dio la indicación de "entrar con todo" en el callejón de la calle María Díaz de Haro, donde cientos de aficionados celebraban el triunfo del Athletic, no dijo cómo lo tenían que hacer, sino que se refería a que "neutralizasen" a posibles agresores y asegurasen la zona para la entrada de ambulancias.

"Quien debía haber dado las órdenes se quedó en una furgoneta"

Aldekoa, que después del accidente fue ascendido a jefe de la Ertzaintza, ha declarado que su labor aquella noche era de coordinación y envío de recursos ante posibles incidentes y ha afirmado que el oficial de mayor rango en el lugar de los hechos, que está encausado, era el que "debía haber dado las órdenes en el dispositivo" y que "no es de recibo" que se quedase en el interior de una furgoneta como hizo.

Además, ha revelado que ese oficial no le informó de que estaban cargando en el callejón y no ha descartado que más agentes hiciesen aquella noche disparos de pelotas de goma, además de los acusados que lo han reconocido.

"Entren con todo lo que tenemos"

"En ningún momento doy una orden de cómo hacer las cosas", ha insistido el testigo, quien ha explicado que con su actuación intentaba que el oficial en el lugar bajase de la furgoneta. "Es lo único que intentaba", ha dicho. "No sabía quién dirigía aquello y lo que estaba pasando. Intentaba ser lo bastante expeditivo porque estaba a 4 kilómetros de allí y lo único que tenía para hacerle reaccionar era lo que yo dijera por la emisión".

Según ha indicado, "cuando dije 'entren con todo lo que tenemos, neutralicen o saquen a los agresores y aseguren la zona (...) no le digo cómo lo tienen que hacer y que usen escopetas, ni porras...".

Diferentes testimonios en el juicio

En el juicio sobre el asesinato de íñigo Cabacas por parte de la Ertzaintza ya se han escuchado algunos testimonios un tanto escabrosos. La mujer que asistió en primer lugar a Cabacas después de recibir el pelotazo de goma en la cabeza ha declarado que la policía autonómica "tenía una actitud como si estuviesen fusilándonos", en sus propias palabras.

Además, intentado describir los hechos, ha dicho que fue la propia Ertzaintza la que "convirtió una zona de fiesta y de pasarlo bien, en un infierno" porque "ahí no pasaba nada". Por otra parte, uno de los ertzainas encausados ha admitido que no eran conscientes del poder letal de las pelotas de goma. Para más inri, los padres de Cabacas también han denunciado en Público  que la Ertzaintza les vigiló después de matar a su hijo.

Más noticias en Política y Sociedad