Público
Público

España es el tercer país con la esperanza de vida más alta del mundo, por detrás de Suiza y Japón

Otros países que se encuentran entre los veinte más favorecidos por este indicador son Australia, Francia y Singapur. Entre los retos sanitarios en el mundo se encuentra reducir la mortalidad materna. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos ancianos en un banco. EFE/Archivo

La mayoría de los países con la esperanza de vida más alta se encuentran en Europa. Son los casos de Suiza (83,3) y España (83,1), segundo y tercero en la lista u otros como Francia (quinto con 82,9) o Italia, séptimo con 82,8. El primero es Japón con 84,2 años.

La esperanza de vida que recoge la OMS de España corresponde a 2016. Según la última el Instituto Nacional de Estadística ésta sigue situándose alrededor de 80,3. Ha evolucionado desde 1975, que para ambos sexos era de 73,4 años. Actualmente es más alta en mujeres (85,7) por encima de la de hombres (80,3).

Por otra parte, los veinte países con la esperanza de vida más baja del mundo se encuentran en el continente africano. Son Lesoto (52,9), República Centroafricana (53) y Sierra Leona (53,1).

Mortalidad materna 

Reducir la mortalidad materna es uno de los grandes objetivos de la Organización Mundial de la Salud. Entre los específicos se encuentra que para 2030 la tasa mundial de mortalidad materna debe situarse por debajo de 70 por cada 100.000 nacimientos.

Muchos países del mundo se encuentran muy por encima de esta cifra. Es el caso de todo el continente africano (a excepción de Libia, con 9 muertes por cada 100.000 nacimientos vivos en 2015). También de otros países como la India (174) o Bolivia (206).

Aquellos que tienen la tasa de mortalidad materna más alta del mundo son Sierra Leona (1.360), República Centroafricana (882) y Chad (856).

Los países más afectados por la malaria

La malaria o paludismo es una enfermedad causada por un parásito denominado Plasmodium sp, que se transmite a través de la picadura de mosquitos infectados hembra del género Anopheles. En el organismo humano, los parásitos se multiplican en el hígado y después infectan los glóbulos rojos.

Si no se trata, el paludismo puede poner en peligro la vida del paciente en poco tiempo, pues altera el aporte de sangre a órganos vitales, y genera un estado tóxico generalizado. En muchas zonas del mundo los parásitos se han vuelto resistentes a varios antipalúdicos.

La OMS realiza su estimación de prevalencia de esta enfermedad a partir de mapas de riesgo. En función de los lugares con más riesgo de malaria, estima de estos sitios dónde se han producido más casos. De acuerdo con las cifras de la OMS estos países son Ruanda, con alrededor de 500 por cada 1.000 personas en riesgo, Burkina Faso (411) y Zimbabue (95).

Los países más afectados por el VIH

El VIH es una enfermedad infecciosa causada por un agente transmisible, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). En ausencia de tratamiento efectivo, el VIH produce un estado de inmunodeficiencia progresiva que predispone al paciente a padecer infecciones y tumores.

Desde el punto de vista clínico, el paciente puede estar completamente asintomático (los denominados portadores del VIH, con infección pero sin manifestaciones), padecer infecciones de carácter leve (pacientes sintomáticos) o padecer infecciones y tumores graves, denominados oportunistas. Este último estadio es el conocido como síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

Según la OMS, 36,9 millones de personas vivían con el VIH en 2017. Los países con mayor población viviendo con VIH son las Islas Marshall, Botswana y Swazilandia, donde se superan los 1.500 casos por cada 10.000 habitantes.

Más noticias en Política y Sociedad