Público
Público

Eutanasia La detención del hombre que ayudó a morir a su mujer reabre el debate sobre la eutanasia

PSOE y Unidas Podemos aseguran que tras las generales presentarán sendas iniciativas para aprobar una ley de eutanasia, cuya tramitación, bloqueada por PP y Cs, se paralizó con el adelanto electoral. Sánchez e Iglesias defienden el indulto.

Publicidad
Media: 5
Votos: 6

María José Carrasco y Ángel Hernández, en una imagen de archivo. - ASOCIACIÓN DERECHO A MORIR DIGNAMENTE

El suicidio asistido de María José Carrasco, enferma terminal, con la ayuda de su marido, Ángel Hernández, y la detención posterior de éste en Madrid han reabierto el debate sobre la despenalización de la eutanasia, una cuestión que ha quedado paralizada en el Parlamento por el anticipo electoral. Los partidos partidarios de su aprobación han recordado este jueves su compromiso para sacarla adelante tras las elecciones generales.

Durante tres décadas con esclerosis múltiple, patología que le fue diagnosticada con 32 años, María José Carrasco había expresado a su marido "muchas veces" su deseo de morir y poner fin al sufrimiento causado por esta enfermedad degenerativa para la que en la actualidad no existe cura.

Ángel Hernández escribió una carta en la que pide a los "negacionistas" de la eutanasia que sean conscientes del "dolor que ocasionan"

Este miércoles fue el día escogido por el matrimonio, que quiso grabar en vídeo el suicidio asistido de María José, quien, además, constata en la cinta su firme decisión de morir, para lo que fue imprescindible la ayuda de su marido, detenido horas después en su domicilio y, posteriormente, puesto en libertad sin medidas cautelares. Al lugar acudieron, poco antes de las tres de la tarde, los sanitarios del Summa que confirmaron el fallecimiento y alertaron a la Policía de que el marido le había suministrado una sustancia para provocar la muerte a su mujer.

Además del vídeo, Ángel escribió hace días una carta en la que relataba el sufrimiento de su esposa y anunciaba la decisión de ayudarla a morir. En la misiva, el hombre detalla los motivos que les han llevado a tomar esta decisión y se dirige a los "negacionistas" de la eutanasia para pedirles que sean conscientes "del dolor que ocasionan a todos aquellos que como María José y su familia sufren por su actitud". Asimismo, pide a los legisladores que evolucionen hacia posiciones menos contrarias a la eutanasia para evitar que alguien que lo necesite tenga que transitar por los mismos caminos que ellos.

La que hubiera sido la primera ley de eutanasia de España inició su andadura parlamentaria en junio del pasado año después de que todos los grupos, salvo el PP, respaldaran la propuesta que planteó el PSOE. Con la disolución de las Cortes consecuencia del adelanto electoral, la posible aprobación de la ley se frenó.

La nueva legislatura que se inicia tras las elecciones generales del 28 de abril abre de nuevo la puerta a que España cuente con su primera ley de eutanasia. De hecho, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prometió la pasada semana que si gobierna nuevamente regulará la eutanasia para que "la muerte sea tan digna como la vida".  Un anuncio que ha reiterado la ministra de Sanidad, consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, para "evitar sufrimientos tan penosos" con una regulación con todas las garantías y en unas condiciones de dignidad y seguridad jurídica.

Carcedo: "Tenemos el deber ético como sociedad de reconocer el derecho" de la eutanasia

"La muerte siempre es un proceso doloroso y emocionalmente muy difícil. Pero cuando cabe evitar los sufrimientos prolongados de un ser humano que, libre y conscientemente, desea acabar con esa situación, tenemos el deber ético como sociedad de reconocer ese derecho", ha reclamado Carcedo. 

Por su parte, Unidas Podemos ha confirmado que registrará una ley "con todas las garantías necesarias para las personas que deciden poner fin a su vida, así como para los y las profesionales que las asisten".  A ello, Pablo Iglesias ha añadido que, si llega al Gobierno tras las generales, indultará a Ángel Hernández. Algo que tampoco descarta hacer Pedro Sánchez, según ha declarado unas horas después.

En una entrevista en Cuatro, el secretario general de Podemos ha calificado la decisión de Hernández de "acto de humanidad" el hecho y ha añadido que le gustaría que alguien hiciera con él lo mismo, en caso de estar en esas circunstancias. "No debería estar detenido, ni en la cárcel. Estoy indignado", ha resaltado, antes de recordar que la formación morada presentó en 2017 una propuesta para despenalizar la eutanasia, y que no fue apoyada ni por PP ni por Ciudadanos.

PSOE y Unidas Podemos critican a PP y Cs

Al igual que Unidas Podemos, el PSOE también ha criticado a Ciudadanos y el Partido Popular por "los ocho meses perdidos por el bloqueo" impuesto desde la Mesa del Congreso, controlada por ambas formaciones, a la tramitación de la ley, según informa el diario El País.  "Ellos son los responsables de que una ley que es necesaria y cuenta con un apoyo mayoritario en la sociedad española no haya salido adelante", ha criticado Jesús María Fernández, diputado del PSOE e impulsor de la norma, en declaraciones al citado diario.

En tanto, desde Cs se han limitado a defender que todos los partidos deben hacer "autocrítica" tras este caso y han apostado por la necesidad de una regulación. Mientras, desde el PP, lamentan no poder manifestarse al respecto ya que aun no se ha presentado su programa electoral.

Dos familias entregaron en febrero 280.000 firmas para pedir al Congreso que despenalice la eutanasia

Tras pasar el primer trámite, el proyecto de ley del PSOE tuvo que superar un escollo el pasado octubre, la enmienda a la totalidad del PP que se centraba en los cuidados paliativos y rechazaba el derecho a decidir sobre la propia muerte, iniciativa que el Pleno del Congreso tumbó. Así, la regulación de la eutanasia continuaba adelante en su tramitación, aunque los socialistas acusaron a PP y Ciudadanos de "bloquearla" prorrogando "sucesivamente" el plazo de enmiendas. 

La denuncia del grupo socialista se producía en febrero de este año coincidiendo con la presentación en el Congreso de más de 280.000 firmas recogidas por dos familias a favor de despenalizar la eutanasia y el suicidio médicamente asistido. Una de esas familias era la de Maribel Tellaetxe, enferma de alzhéimer, quien cuando aun estaba en uso de sus facultades mentales firmó una declaración de últimas voluntades y manifestó personalmente a sus hijos su deseo de morir cuando ya no pudiera recordar sus nombres ni los reconociese. Apenas un mes después Maribel falleció en el hospital San Juan de Dios de Santurtzi sin que sus familiares vieran su deseo cumplido. Las campañas siguen adelante y ya son más de 408.000 las firmas recogidas en conjunto.

Anteriormente a la propuesta socialista de eutanasia, el grupo parlamentario de Cs presentó su ley de muerte digna basada en los cuidados paliativos, que también ha quedado sin aprobar en el Senado, adonde llegó después de superar todos los trámites en la Cámara Baja.  Una ley a la que Unidos Podemos presentó una enmienda a la totalidad que pedía despenalizar la eutanasia y el suicidio asistido, pero fue rechazada.

Más noticias en Política y Sociedad