Público
Público

Explosión en Madrid Tres de las calderas del edificio que explotó en Madrid no estaban registradas

El párroco de la iglesia Virgen de la Paloma asegura que él mismo firmó en su día los contratos de mantenimiento de todas las calderas del complejo parroquial y que éstas habían pasado satisfactoriamente las revisiones pertinentes.

Estado del edificio de la calle Toledo en Madrid, este martes, seis días después de la explosión de gas en la que fallecieron cuatro personas. Tres de las siete calderas de gas del edificio parroquial que explotó en la calle Toledo en Madrid hace seis día
Estado del edificio de la calle Toledo en Madrid, este martes, seis días después de la explosión de gas en la que fallecieron cuatro personas. Mariscal / EFE

agencias | público

Tres de las siete calderas de gas del edificio parroquial que explotó en la calle Toledo en Madrid hace seis días no estaban registradas en la Dirección General de Industria de la Comunidad, según han informado a Efe fuentes del cercanas al caso. La titular del Juzgado de Instrucción número 35 de Plaza de Castilla, que dirige la investigación de la explosión el pasado día 20 que provocó cuatro muertes, ha solicitado a la Policía Nacional y los Bomberos varios informes para dilucidar las causas del siniestro del inmueble.

Según estas mismas fuentes, los investigadores han comprobado la documentación de las instalaciones de gas y su mantenimiento y han constatado que de las siete calderas de gas que había en el edificio, cuatro estaban registradas oficialmente.

Fuentes jurídicas han detallado que la magistrada está a la espera de recibir el informe de la Policía Científica. Una vez lo analice continuará con el proceso de investigación judicial abierto y ordenará, si así lo considera, nuevas actuaciones. La última revisión de la instalación de gas del edificio, obligatoria cada cinco años, se realizó en enero de 2020 y estaba en orden, según fuentes de la Comunidad de Madrid.

La última revisión de la instalación de gas del edificio se realizó en enero de 2020

Otro asunto diferente, aclaran, es la revisión de la caldera, que depende de la empresa con la que está suscrito el seguro o la encargada de su mantenimiento, y de la que el Gobierno regional no tiene datos. Según informaron fuentes de la investigación, los agentes de la Policía Judicial de la Comisaría de Centro han tomado declaración por el momento a una decena de testigos.

Todas las calderas habían pasado revisión, según el párroco

El párroco de la iglesia Virgen de la Paloma, Gabriel Benedicto, ha asegurado este martes que él mismo firmó en su día los contratos de mantenimiento de todas las calderas del complejo parroquial y que éstas habían pasado satisfactoriamente las revisiones pertinentes.

El párroco mantiene en su comunicado que ellos siempre han seguido "de forma escrupulosa las indicaciones de la empresa instaladora". "Puedo garantizaros que yo mismo firmé en su día con la empresa homologada el contrato de mantenimiento de todas las calderas del complejo parroquial, y os aseguro que éstas han pasado satisfactoriamente las revisiones pertinentes", afirma.

Gabriel Benedicto indica que el día de la explosión "el olor a gas se percibía con claridad desde la calle Toledo"

Gabriel Benedicto indica asimismo que el día de la explosión "el olor a gas se percibía con claridad desde la calle Toledo" tal como lo atestigua un feligrés "que diez minutos antes de la explosión estaba muy cerca de la acometida (suministro del gas) del edificio parroquial, casi a la altura del telefonillo". Varios peatones, además, aseguran haber olido a gas al pasar por la Paloma en la hora previa a los hechos, señala el párroco, que pide la colaboración ciudadana para poder esclarecer lo sucedido.

"Os invito a que nos contéis cualquier cosa que recordéis al respecto, bien a nosotros bien a la Policía. El más nimio detalle puede ser fundamental". En el comunicado, el párroco relata cómo según pasa el tiempo desde el día de la explosión, "el dolor lentamente va dando paso a la reflexión, y los recuerdos o vivencias van encajando paulatinamente".

"Ahora sé que todos los fallecidos estaban fuera del edificio siniestrado desde el principio", destaca Benedicto, que indica que las cuatro personas muertas a causa de la explosión fueron encontradas en la calle Toledo "fuera del edificio parroquial". El párroco desconoce cómo estas cuatro personas llegaron hasta allí y pide la colaboración de los vecinos o viandantes que pudieran haber hecho fotos o vídeos durante los minutos inmediatamente posteriores a la explosión, para que los hagan llegar a colaboracionciudadana@virgendelapaloma.es. "Estoy convencido de que así podremos seguir avanzando para acercarnos cada vez más a la verdad", concluye.

Más noticias de Política y Sociedad