Público
Público

Crisis migratoria Unas 8.000 personas entran a nado en Ceuta y el Gobierno moviliza al Ejército

De entre ellas, 1.500 podrían ser menores. España devolverá "a su lugar de origen" a los migrantes según ha afirmado la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya.

Migración Marruecos
Jóvenes marroquíes esperan el momento de cruzar la frontera, por tierra o agua, en la localidad de Castillejos, en Marruecos. Mohamed Siali / EFE

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha informado que el número de personas que ha conseguido entrar en Ceuta a lo largo de las últimas horas asciende ya a alrededor de 8.000. Un hombre ha fallecido ahogado. El Gobierno ha decidido movilizar al Ejército, concretamente a las unidades de La Legión y Regulares, para reforzar a las fuerzas de seguridad en el control de la ciudad.

España devolverá "a su lugar de origen" a los migrantes marroquíes, según ha afirmado esta noche la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, quien aseguró que ya se está procediendo a esta devolución. De hecho, Grande-Marlaska ha manifestado en una entrevista en TVE que ya se han devuelto 1.500 personas a Marruecos. El mandatario ha explicado que siguen trabajando para "revertir la situación". 

En relación a los aproximadamente 1.500 menores que se encuentran entre los migrantes se aplicarán "la ley, los tratados internacionales y nuestros convenios con Marruecos" para su protección. El ministro, además, ha explicado que este martes van a llegar a Ceuta 200 efectivos, 150 policías nacionales y 50 guardias civiles, para complementar la plantilla de 1.100 efectivos que se encuentran con carácter ordinario en la ciudad de Ceuta.

La Comandancia General de Ceuta ha ofrecido 300 literas militares para acoger en las naves de los polígonos comerciales del Tarajal, en su inmensa mayoría vacías desde el cierre de la frontera el 13 de marzo de 2020 por la pandemia, a los recién llegados, que están siendo sometidos a pruebas de covid-19.

Fuentes de la Delegación del Gobierno han dicho a Efe que este dato evidencia que se ha tratado de una de las jornadas migratorias más críticas a las que se ha enfrentado Ceuta en los últimos años.

Guardia Civil y Cruz Roja, desbordados

Las primeras entradas se han producido sobre las dos de la madrugada por el espigón fronterizo norte de Benzú, por donde lograron pasar un centenar de personas, la mayoría bordeando el espigón, algo que se ha ido repitiendo a lo largo de toda la jornada.

La Guardia Civil y la Cruz Roja se han visto desbordadas para atender a los que han ido llegando e incluso un portavoz del instituto armado ha señalado que han salvado la vida de por lo menos cuatro migrantes que estaban a punto de morir ahogados, entre ellos una niña de unos diez años.

Las escenas de personas entrando a la carrera por las dos fronteras o bien a nado se han sucedido a lo largo del mediodía y primeras horas de la tarde del lunes, ante la imposibilidad de la Guardia Civil de poder hacerles frente.

Fuentes policiales han informado de que se ha producido un "efecto llamada" que ha provocado que centenares de personas se encuentren en estos momentos en la población marroquí de Castillejos (distante unos dos kilómetros de la frontera ceutí), a la espera de poder entrar en la ciudad española. "Lo peor puede estar por llegar", ha comentado a Efe un agente.

En el caso de ser menores pasarían a estar tutelados por el Gobierno ceutí, sin posibilidad de ser devueltos a Marruecos, como sí podría ocurrir en el caso de los adultos.

Más noticias