Público
Público

El fin de las grandes olas llega sin que se haya evaluado la gestión de la pandemia

El Ministerio de Sanidad se comprometió con un grupo de prestigiosos expertos a organizar una evaluación independiente de la gestión de la pandemia pero la auditoría se ha retrasado y no se analizará de momento qué se hizo en los meses más críticos.

Varias personas protegidas con mascarilla caminan este lunes por la calle más comercial de Aranda. La zona básica de salud de Aranda de Duero (Burgos) presenta este lunes 49 casos de Covid-19. EFE/ Pacosantamaria
Varias personas protegidas con mascarilla caminan en la zona básica de salud de Aranda de Duero (Burgos). EFE/ ARCHIVO.

La pandemia en España llegará a su fin en unos meses gracias a las vacunas. El proceso de inmunización está siendo tan exitoso en los países ricos que se ha reducido drásticamente la mortalidad, los ingresos e incluso los contagios. Esto hace que tanto el Ministerio de Sanidad como expertos independientes crean que el país no volverá pasar por una ola de alta mortalidad y por la que se tengan que colapsar las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). La parte que lamentan los epidemiólogos es que se ha llegado a este punto sin evaluar la gestión de la pandemia porque una auditoría de lo que se hizo durante 2020 podría haber ayudado a gestionar mejor durante los peores meses de este año. 

Epidemiólogos como  Joan Carles March, profesor en la Escuela Andaluza de Salud Pública, sostienen que los momentos más graves de la pandemia pertenecen ya al "pasado". Los expertos siempre avisan de que habrá brotes e incluso de que puede llegar algún imprevisto por el que la situación empeore, como sería la expansión de una variante más virulenta, pero lo más probable es que ya sigamos avanzando hacia otras etapas de la pandemia en las que las enfermedades graves seguirán disminuyendo.

Atrás han quedado las cuatro olas de la pandemia en España y es poco probable que despunte una quinta. Esto se debe a que la vacunación en España está siendo realmente un éxito. Todas las comunidades, pese a que empezaron en ritmos muy desiguales, ya están prácticamente igualadas e inmunizan a menores de 50 años. El 43% de la población ya ha recibido al menos una dosis y el 25% la pauta completa, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad.

Sin embargo, March lamenta que se haya llegado a este punto sin una auditoría independiente de la gestión de la pandemia, tal y como pidieron él y otros reconocidos epidemiólogos en una carta en The Lancet. La previsión es que el 30 de junio, cuando se celebra el primer Consejo Interterritorial del Sistema Nacional Salud ordinario desde que empezó la pandemia, se conozcan los nombres de las personas que se nombrarán como evaluadores. "Mejor tarde que nunca, pero se perdió una gran oportunidad", lamenta el epidemiólogo.

Los expertos pidieron públicamente la auditoría en el mes de agosto de 2020. El equipo del entonces ministro de Sanidad, Salvador Illa, se reunió con ellos en los meses de octubre y noviembre. Fue cerca de finales de año cuando se anunció que se formaría un grupo de trabajo con las comunidades autónomas para diseñar la auditoría. Se retrasó más de lo esperado el primer informe sobre cómo debía ser y, pese a que ya debía haberse puesto en marcha, aún no ha arrancado. Los epidemiólogos que consiguieron poner esta propuesta sobre la mesa tampoco han podido volver a reunirse con Sanidad desde el año pasado.

"Todo parte de un error inicial porque Sanidad nunca priorizó esto. No les gustó que mandáramos la carta a The Lancet sin enviársela a ellos antes. Pese a esto, nos dijeron que trabajarían en ello pero ha pasado el tiempo y se ha avanzado muy poco", insiste el experto. Entre los técnicos de Sanidad siempre han reconocido en conversaciones privadas que temían que los resultados de la evaluación fueran utilizados por los partidos políticos y se convirtiera en una nueva 'guerra' entre gestores.

Los expertos, sin embargo, impulsaron esta idea con el objetivo de mejorar la gestión de la pandemia y no de culpabilizar a ninguna Administración de los errores. "Se tendría que haber hecho, o haber empezado, antes de que terminara 2020 para llegar con algunos resultados a los meses más duros, que fueron los de la tercera ola cuando terminó la Navidad. La idea no era culpar a nadie de nada, más bien evaluar las mejores cosas que habían hecho los Gobiernos autonómicos y el Gobierno central, para impulsarlas más. Ahora, si se hace la evaluación, servirá para el futuro pero no para el presente", añade el experto.

March, como muchos otros epidemiólogos, cree que servirá de cara a otras pandemias. La covid-19 cogió a muchos países sin preparación alguna y con servicios sanitarios muy debilitados. Desde hace un tiempo, instituciones mundiales venían avisando de que podía llegar en cualquier tiempo una pandemia. En el mejor de los escenarios, lo que hemos pasado en el último año y medio se convertirá en parte de la historia, pero no se debe olvidar para reforzar los sistemas ante nuevos virus.

Más noticias