Público
Público

Las imágenes de la llegada de la lava del volcán de La Palma al mar

La colada que ha alcanzado el mar es la sur, que venía rodeando la montaña de Todoque por su vertiente más alejada de Tazacorte.

La colada de lava que emerge de la erupción volcánica de La Palma ha llegado al mar en una zona de acantilados en la costa de Tazacorte. EFE/Miguel Calero
La colada de lava que emerge de la erupción volcánica de La Palma ha llegado al mar en una zona de acantilados en la costa de Tazacorte. Miguel Calero / EFE

La colada de lava del volcán en La Palma ha alcanzado el mar a medianoche, pocos minutos después de las 23.00 (hora canaria). En concreto lo ha hecho en Tazacorte, en el entorno de la playa de Los Guirres, en su zona norte, donde se precipita de un acantilado de cerca de 100 metros de altura. El mar tiene poca profundidad en esa zona.

Momentos antes de que la lava llegara al mar se había evacuado la zona del puerto de Tazacorte, en el que se congregaban, entre otros numerosos periodistas, que se han desplazado hasta el mirador de la montaña El Time.

La colada que ha alcanzado el mar es la sur, que venía rodeando la montaña de Todoque por su vertiente más alejada de Tazacorte. Lo ha hecho nueve después de haber comenzado la erupción, que arrancó el domingo 19 de septiembre sobre las 15.00 horas.

Tras el parón del lunes en la erupción volcánica, el magma, según han explicado los especialistas, ha emergido de zonas más profundas por lo que la lava está más caliente y se ha desplazado con mayor rapidez, especialmente en los últimos metros.

El investigador científico del Instituto Español de Oceanografía Eugenio Fraile, que se encuentra en el buque oceanográfico Ramón Margalef, ha colgado en su cuenta de Twitter imágenes del momento en que la lava llega al mar.

La oscuridad de la noche no permite ver las columnas de vapor de agua que se han debido formar por el choque térmico de la lava con el mar. Este vapor lleva unos gases que pueden resultar tóxicas para los ojos, los pulmones y la piel. Sí se constata un humo negro, que forma parte del proceso que se produce cuando la lava cae al mar.

El grupo de geociencias marinas del Instituto Español de Oceanografía, que está siguiendo en directo el avance de las lavas, ha detallado que "se está generando un impresionante depósito de más de 50 metros de altura" en menos de 45 minutos, que además sigue creciendo.

El Centro coordinador de emergencias de Canarias, Cecoes-112, ha incidido en que ahora que "la lava ya ha llegado al mar" todo aquel que esté cerca debería, "si se encuentra en el exterior", buscar "un lugar seguro" donde refugiarse.

Las autoridades recomiendan permanecer al menos a 3,5 kilómetros de la zona y advierten que se forman nubes blancas de vapor de agua pero también gases nocivos para la salud.

Los vulcanólogos han advertido estos días a la población de que no se acerque al río de lava cuando entre en contacto con el agua del mar porque pueden producirse nuevas explosiones y también intensificarse el humo que lleva sustancias tóxicas para los ojos, los pulmones y la piel.

Más noticias