Público
Público

Incendios Ourense Cerca de 9.000 hectáreas quemadas en 15 municipios de la provincia de Ourense

El conselleiro de Medio Rural, José González, ha visitado Vilariño de Conso, origen de los incendios forestales de los últimos días, y ha señalado una "intencionalidad clara".

El incendio forestal iniciado este fin de semana en Vilariño de Conso, en la provincia de Ourense, obliga a salir a los vecinos de sus casas para luchar contra el fuego. EFE/Brais Lorenzo
El incendio forestal iniciado este fin de semana en Vilariño de Conso, en la provincia de Ourense, obliga a salir a los vecinos de sus casas para luchar contra el fuego. EFE/Brais Lorenzo

Público / EFE

Cerca de unas 9.000 hectáreas calcinadas en una quincena de municipios de la provincia de Ourense, es el balance de los incendios registrados desde el pasado fin de semana, complicado y marcado por las altas temperaturas y el viento, según datos de la Xunta.

En el municipio orensano de Vilariño de Conso, la Xunta ya ha desactivado la situación de emergencia que había establecido por la proximidad de las llamas a núcleos habitados, indica la Consellería del Medio Rural.

El fuego en ese municipio todavía permanece activo y constituye uno de los de mayor envergadura de este verano, con unas 2.000 hectáreas de terreno calcinado en pleno Macizo central orensano.

En las labores para tratar de controlar las llamas participa un buen número de brigadas y técnicos con apoyo de camiones motobomba y de aeronaves. Los servicios de extinción tratan también de extinguir otro fuego en el municipio de Lobios que ha quemado otras 2.000 hectáreas, todas ellas dentro del parque natural Baixa Limia-Serra do Xurés.

Otros incendios más permanecen todavía activos en Cualedro, donde en la actualidad hay dos focos que suman unas 1.380 hectáreas, Chandrexa de Queixa (500 ha); Rairiz de Veiga-Sabariz (300 ha), Vilardevós-Vilar de Cervo (350 ha), Manzaneda-Cernado (450 hectáreas), Manzaneda-Paradela (400 ha), A Mezquita-Cádavos (400 ha), Laza-Camba (60 ha) y Montederramo-Gabín (30 ha).

A estos, hay que sumar los incendios de Vilar de Barrio, en Rebordechau, con unas 700 hectáreas quemadas, A Gudiña (150 ha) y Muíños-Requiás (9 ha en el parque do Xurés) así como los fuegos de Maceda (220), Ribas de Sil, en Lugo (60 ha), y A Pobra de Trives (50 ha), que se encuentran controlados o estabilizados.

Fuegos intencionados

El conselleiro de Medio Rural, José González, ha realizado una visita institucional a la localidad de Vilariño de Conso, origen de los incendios forestales de los últimos días, y ha señalado una "intencionalidad clara". Además ha subrayado la intención de la Xunta de "acabar con esta lacra".

Los medios locales han recogido testimonios de los vecinos desalojados, que aseguran que "esto es una mafia". "El año que viene, finca que no esté limpia, propietario que denuncio", aseguraba una vecina a La Voz de Galicia

Los vecinos de Vilariño de Conso se refieren a la llamada "eucaliptización", el modelo forestal al que los expertos achacan la mayoría de incendios provocados en los últimos años. 

Más noticias de Política y Sociedad