Público
Público

Vertedero Samozas La Xunta tramita un vertedero donde ya se almacenan 10.000 toneladas de chapapote, a 250 metros de una zona protegida

El vertedero de 1,03 millones de m3 de residuos industriales se instalará en un polígono donde varias empresas acumulan denuncias por vertidos, pestes e incendios ocasionales. La obra no cuenta con estudio geotécnico y se espera la llegada de hasta 300.000 toneladas de lindano.

Toneladas de residuos de chapapote en una balsa en Somozas. / Sogarisa.
Toneladas de residuos de chapapote en una balsa en Somozas. / Sogarisa.

La Consellería de Medio Ambiente está tramitando la AAI (Autorización Ambiental Integrada) de un vertedero de 1,03 millones de m3 en el polígono de Somozas (A Coruña), que se encuentra a 250 metros de una Red Natura, sin un estudio geotécnico que avale las consecuencias en la zona. Varias empresas de residuos ya han sido denunciadas por vertidos, pestes e incendios que pueden seguir aumentando con la llegada de hasta 300.000 toneladas de lindano.

La UTE PMA-CONTECO/Sogarisa es la sociedad pública que solicitó la disposición de este nuevo vertedero que correrá a cargo del Gobierno autonómico una vez valorado el proyecto. Fuentes de la empresa consultadas por Público explican que el vertedero es "necesario" por el propio servicio que prestan y que no quieren entrar "en polémicas", después de ser preguntados por las críticas de las asociaciones ecologistas como Adega que denunciaron públicamente la tramitación.

Por su parte, la Dirección Xeral de Calidade Ambiental de la Xunta explica que la ampliación de los vertederos es "necesaria" para "poder gestionar los residuos peligrosos producidos en la comunidad" debido a la "carencia de otras infraestructuras". También para poder gestionarlos y evitar así un "vertido ilegal al medio natural" o en vertederos no preparados técnicamente para asumir esa tipología de basuras.

La localización cumple con los criterios establecidos, ya que específicamente no se ubicará en la zona protegida, pero sí a 250 metros de la Red Natura

En cuanto a que la localización esté a unos metros de la Zona de Especial Conservación (ZEC) Ortigueira-Meca, la Xunta solicitó un informe a Patrimonio Natural del que no hay respuesta y que cumple con los criterios establecidos en el Plan de Xestión de Residuos Industriais de Galicia (PRIGA), ya que específicamente no se ubicará en la zona protegida, pero sí a 250 metros de la Red Natura. La Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galiza (Adega) ya ha avisado de la afectación al medio ambiente.

Ante la falta de estudio geoténico, la Consellería ha explicado a este medio que en el proyecto se incluye un estudio de 2007 cuyos resultados se consideran representativos para la construcción del nuevo vertedero. El secretario técnico de Adega, Fins Eirexas, cuenta que esta información es general y que un agujero de 1 millón de m3 puede tener comportamientos y secuelas desde el punto de vista sísmico e hidrológico. Eirexas sostiene que el plan se traducirá en un "foco de contaminación" que no afectará solo al espacio protegido sino a toda la comarca. Colectivos ecológicos y vecindario han denunciado vertidos, depósitos de residuos y vertidos de depuradores y también Aguas de Galicia ha levantado expedientes de infracción por los mismos daños al medio ambiente gallego.

El documento del proyecto al que ha tenido acceso Público recoge que en una balsa se almacenan residuos derivados del desastre del prestige que todavía no han sido tratados y que se estiman que son unas 10.000 toneladas. Hasta este momento no se sabía que todavía quedaban basuras de chapapote en Somozas porque en 2012 Sogarisa, en un principio, los había tratado. Con todo, Adega sostiene que no es "sorpresa" porque la Xunta y el Gobierno del Estado se "pasaron la pelota" para hacerse cargo de la gestión y restos de la catástrofe medioambiental.

La concesionaria menciona que los residuos de lindano procedentes de tierras contaminadas en Porriño (Vigo) ya están teniendo su impacto en huertas y acuíferos

La concesionaria menciona en la documentación que en el polígono se esperan toneladas de residuos de lindano procedentes de tierras contaminadas en Porriño (Vigo), "mucho más peligrosos que el chapapote" explica Adega, y que ya están teniendo su impacto en huertas y acuíferos. Además, no se sabe exactamente qué cantidades de lindano recibirán, en dónde se encuentran y qué grado de toxicidad supone. "Es un problema ambiental de primer orden", cuenta la asociación ecologista, que critica que la Xunta no ha hecho "nada" para abordar el problema del lindano.

Sin política de prevención de residuos

Adega defiende que el enterramiento de residuos tiene que ser el último paso y no la primera opción para la Administración autonómica. La política industrial del Gobierno gallego no aborda las estrategias de prevención, reducción, reutilización y reciclaje antes de llegar a la eliminación. La Xunta entierra y quema también los residuos orgánicos y dispone superficie necesaria para ello.

A principios de año la Ley de residuos y suelos contaminados de la Xunta fue rechazada por asociaciones ecologistas, puesto que el 49% de la gestión de la basura está en manos de una empresa privada, Naturgy, y los desechos urbanos viajan kilómetros a un vertedero de Cerceda (A Coruña) para quemarlos a partir del gas natural cedido por la entidad. Incluso, el Gobierno gallego ha llegado a justificar que la eliminación de residuos crea puestos de trabajo. El secretario técnico de Adega explica que el sistema tendrá que llegar a su fin ya que debajo de la alfombra no se puede esconder todo.

Más noticias de Política y Sociedad