Público
Público

Los incendios de Siberia y Alaska están derritiendo el Ártico

Desde el comienzo de junio se han registrado más de 100 fuegos forestales en el círculo polar ártico. Las temperaturas han llegado a alcanzar los 30 grados.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Imagen de archivo del Ártico, donde el volumen del hielo sigue disminuyendo.

La Organización Meteorológica Mundial ha informado de que las condiciones climáticas inusualmente cálidas y secas han provocado más de 100 incendios forestales en el círculo polar ártico desde junio. Los más severos han tenido lugar en Alaska y Siberia, donde los peores han llegado a cubrir lo equivalente a 100.000 campos de fútbol. 

"El cambio climático, con el aumento de las temperaturas y los cambios en los patrones de precipitación, está amplificando el riesgo de incendios forestales y prolongando la temporada", explicó Claire Nullis, portavoz de la Organización. Solo en Alaska se han registrado casi 400 incendios forestales. Además, la temperatura promedio de junio en las zonas en las que se están produciendo los fuegos fue casi diez grados más alta que el promedio de 1981-2010.

Además, estos incendios liberan contaminantes nocivos: "Solamente en junio, los fuegos emitieron 50 megatoneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, el equivalente a todas las emisiones de Suecia en un año, y más que todo lo que se ha liberado combinadamente durante el mismo mes desde 2010 hasta 2018", explicó Nullis. 

Que se dé esta situación en esta determinada zona puede originar una situación compleja puesto que el ambiente del Ártico es particularmente sensible al aumento de temperaturas. Las partículas del humo pueden caer sobre la nieve y el hielo, haciendo que este absorba la luz solar que de otro modo reflejaría y, por lo tanto, acelerando el calentamiento global.

Más noticias en Política y Sociedad