Público
Público

Juana Rivas entrega a sus hijos de tres y once años a la Guardia Civil

La madre de Maracena cumple la orden judicial de dejar a los menores en manos del padre, condenado por maltrato.

Publicidad
Media: 3.42
Votos: 12

Juana Rivas, en una imagen de archivo. - EFE

Juana Rivas ha entregado a sus hijos a la Guardia Civil. La madre de Maracena (Granada) se ha visto obligada a cumplir la orden judicial de dejar a los menores, de tres y once años, en manos del padre, condenado en 2009 por violencia de género. El Juzgado de Instrucción número 2 de Granada exigía a Rivas acudir con sus hijos a un punto de encuentro familiar de la Junta de Andalucía antes de las cinco de la tarde de este lunes. La madre finalmente se ha presentado alrededor de las 11.30 horas en la Comandancia de la Guardia Civil de Granada.

Francesco Arcuri, expareja de Juana Rivas, a su llegada a la comandancia de la Guardia Civil de Granada. - EFE

La jueza instructora del caso dio la semana pasada un ultimátum a Rivas, detenida el pasado martes y puesta en libertad provisional e investigada por supuesta desobediencia a la justicia y sustracción de menores. La vecina de Maracena se instaló en el municipio granadino en 2016 al trasladarse desde Italia tras huir, según denunció el año pasado, del maltrato que también sufrió por parte de su expareja Francesco Arcuri, cuando vivían en Cerdeña. Arcuri ha llegado sobre las 13.30 horas a la Comandancia de la Guardia Civil de Granada y pasadas las tres de la tarde ha salido de las instalaciones acompañado de los menores.

La citación se produce más de un mes desde que Rivas incumplió la orden de entregar a sus hijos, momento en el que no se presentó en el mismo punto en el que estaba citada para este lunes. La juez argumentó que la entrega de los niños responde al cumplimiento de las resoluciones judiciales firmes y advirtió además de que, en caso de que Rivas no acate la nueva orden de entregar a los menores, se adoptarán "las medidas cautelares que, vista la gravedad de los hechos investigados, se requieran".

La jueza destacó en su resolución que Rivas no dijo en ningún momento "dónde tenía escondidos a los menores". Apuntó además su "falta de colaboración total y absoluta" en cuanto a su obligación de cumplir las resoluciones judiciales firmes, y recalcó que "el fin primordial e inmediato, es proceder a la localización de los menores", de los que dijo solo se sabe la que "de forma interesada" ha vertido la investigada a los medios.

El padre ha asegurado que se irá con los niños a Carloforte, en Italia. Allí, otra magistrada ha decretado que sean vigilados por los servicios sociales

Arcuri ha asegurado que se irá con los niños al municipio de Carloforte, en Cerdeña. Allí, otra magistrada ha decretado que sean vigilados por los servicios sociales. La jueza de la primera sección civil de Cagliari, Grazia Maria Bagelli, ha tenido en cuenta la condena a Arcuri por violencia de género en 2009 cuando vivía con Rivas en Granada. También ha considerado la denuncia de la madre granadina interpuesta en 2016 por supuestos malos tratos recibidos durante los tres años de convivencia de la pareja en la localidad de Cerdeña, cuyos episodios de violencia deberán ser investigados en el juzgado italiano.

Este lunes comienza además una semana con otras dos fechas judiciales destacables, ya que el Juzgado encargado de la vía penal ha citado a declarar como investigadas a la asesora jurídica del Centro Municipal de la Mujer de Maracena, Francisca Granados, y a la psicóloga de este mismo centro, Teresa Sanz.

Las dos deberán comparecer el próximo miércoles 30 de agosto por su presunta intervención como "inductoras o partícipes necesarios" en la presunta sustracción de los dos menores. Un día después tendrán que declarar los familiares de Juana Rivas, hasta segundo grado de consanguinidad, también en calidad de investigados y por su presunta intervención en el mismo supuesto delito.

Miembros de varias asociaciones de mujeres, se manifiestan ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). - EFE

Queja ante la sede del CGPJ

La plataforma 7N contra las violencias machistas ha promovido una recogida de firmas a través de internet en la que solicita a la justicia española que "deje de criminalizar" a las profesionales que han asesorado y apoyado desde el Centro de la Mujer de esta localidad granadina a Juana Rivas, así como a sus familiares.

"Todas somos Juana", "Pacto de Estado, papel mojado" o "Si es maltratador no es buen padre" son algunos de los lemas proclamados a la puertas del Consejo

En Madrid, varias organizaciones han presentado en la sede del Consejo General del Poder Judicial un escrito de queja ante la actuación del Juzgado de Granada y de la Fiscalía, "que lejos de velar por la protección de los menores y de la mujer maltratada, ha demostrado ser insensible con las víctimas".

Tras asegurar que "no esperaban" que Rivas entregara a sus hijos, la presidenta del Foro de Madrid contra la violencia a las Mujeres, Lourdes Hernández, ha pedido que la mujer siga con la custodia de los pequeños y que no vayan a Italia con el padre. "Todas somos Juana", "Pacto de Estado, papel mojado" o "Si es maltratador no es buen padre" son algunos de los lemas que los representantes de diversas asociaciones han gritado a las puertas del Consejo.