Público
Público

Sierra Bermeja Llegan los primeros medios aéreos para sofocar el incendio de Málaga con más de 3.600 hectáreas quemadas

Diecisiete aeronaves se han incorporado con las primeras luces del día para intentar acabar con el fuego.

Llegan los primeros medios aéreos para sofocar el incendio de Málaga con 3. 600 hectáreas quemadas
Área de recreo devastada en el término municipal de Estepona (Málaga), donde el Infoca ha desplegado medios aéreos. Antonio Paz / EFE

Diecisiete aeronaves se han incorporado con las primeras luces del día para luchar contra el incendio que afecta a la zona de Sierra Bermeja (Málaga), donde las condiciones "han sido más favorables" en las últimas horas.

El plan Infoca de lucha contra los incendios forestales ha indicado que se ha trabajado en el flanco derecho del fuego, "determinando e interviniendo ya en varias zonas de oportunidad". Esta labor es complementada con la incorporación de los primeros medios aéreos.

Durante la noche han sido desalojadas otras cuarenta personas de una decena de viviendas en el municipio malagueño de Estepona como consecuencia de la caída de pavesas.

Más de mil evacuados y casi 4.000 hectáreas quemadas

Con los últimos desalojados en la madrugada del viernes al sábado en la zona de Los Quiñones, al sur de la Cuesta de Ronda de Estepona, la cifra de evacuados asciende a un total de 1.054 personas.

Los servicios de extinción de incendios han seguido trabajando durante la noche para tratar de sofocar el fuego, declarado de nivel 2 en la mañana del viernes, en el que ha fallecido un bombero del Infoca y ha ardido alrededor de 4.000 hectáreas de masa forestal. Han obligado a evacuar durante varias horas a la población de las localidades de Jubrique y Genalguacil.

El fenomeno Pirocúmulos obligó a frenar el operativo

Los alrededor de mil vecinos de estas poblaciones fueron confinados a media tarde del viernes por el riesgo que suponen los pirocúmulos, nubes de humo con partículas de fuego procedentes del complicado incendio forestal de Sierra Bermeja, aunque a las 21:00 horas esta situación ha sido desactivada por el operativo de extinción.

Esos pirocúmulos, fenómeno propio de eclosiones de volcanes y grandes incendios, son unos embolsamientos de humo en la atmósfera que pueden contener aparato eléctrico, causar una lluvia y generar una pequeña explosión hasta convertirse en una chimenea de lo que hay en el suelo y esparcirlo, según han explicado a Efe desde el Plan andaluz contraincendios Infoca.

Eso ha obligado, además del confinamiento de dos poblaciones, a retirarse a 225 de los 350 efectivos dedicados a luchar en tierra contra las llamas. Han dejado su tarea los que estaban en la cabeza del fuego, más cerca de las localidades confinadas, mientras que seguían actuando las aeronaves, hasta 41 con la incorporación de las estatales al elevarse el incendio al nivel 2.

"Las condiciones meteorológicas dentro del incendio son terroríficas para su extinción", aseguran las fuentes, que han precisado que 125 bomberos siguen trabajando al sur del fuego, cerca de la autopista AP-7. Las fuentes han indicado que se mantiene el desalojo preventivo de 1.004 personas en la zona.

El jueves fue el viento la dificultad y murió un bombero forestal que trabajaba en la zona, mientras que este viernes han complicado las cosas las nubes de humo, que han obligado a la retirada de parte del personal; lo que, según el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, será momentáneamente y para salvar sus vidas.

Moreno, que ha acudido al puesto de mando avanzado en Estepona (Málaga), ha pedido además paciencia a los vecinos de Jubrique y Genalguacil confinados por este fuego, que previamente obligó a desalojar a un millar de personas de sus viviendas.

Indicios de que el fuego ha sido provocado

Ha señalado que hay "indicios bastante claros" de que el incendio ha sido intencionado al iniciarse en dos focos por la noche, uno en zona escarpada, y con una previsión de fuertes vientos en la zona.

Por su parte, el delegado del Gobierno central en Andalucía, Pedro Fernández, ha trasladado a la Junta la "plena disposición del Ejecutivo a participar en todas las actuaciones necesarias para dar una respuesta ágil y efectiva" a la extinción de las llamas y ha dicho que quieren "colaborar con cuantos medios sean necesarios".

Luto por el fallecimiento del bombero forestal

El Ayuntamiento de las Tres Villas (Almería) ha decretado tres días de luto oficial en señal de duelo por la muerte del bombero forestal que falleció trabajando en la extinción del incendio y que era natural del municipio.

Su alcaldesa, Virtudes Pérez, ha explicado que las banderas ondearán a media asta y lucirán un crespón negro durante esas jornadas por la pérdida de Carlos M.H., natural del núcleo de Escúllar.

Por su parte, en el ayuntamiento almeriense de Roquetas de Mar se ha guardado un minuto de silencio en señal de luto y duelo por la muerte del bombero, vecino de la pedanía roquetera de Aguadulce, que "ha perdido la vida haciendo un trabajo para defender la vida de tanta gente por un maldito incendio", ha destacado su alcalde, Gabriel Amat.

Más noticias