Público
Público

Cerca de mil quinientas hectáreas quemadas en los incendios de Ribas de Sil (Lugo)

El fuego se ha producido de forma "claramente intencionada", con varios "focos simultáneamente", y posteriormente saltó "al otro lado del río Sil con focos secundarios".

Incendio forestal declarado este lunes en la zona de Ribas de Sil, en Lugo.
Incendio forestal declarado este lunes en la zona de Ribas de Sil, en Lugo. Eliseo Trigo / EFE

Los dos incendios activos en el municipio lucense de Ribas de Sil, en Nogueira y en la parroquia de nombre homónimo a este municipio de la zona sur de Lugo, han arrasado ya cerca de unas mil quinientas hectáreas de superficie, mientras los medios de extinción desplegados por la Xunta de Galicia, junto con militares de la UME y efectivos del Ministerio de Transición Ecológica, tratan de "perimetrarlo".

El conselleiro do Medio Rural, José González, que ha estado siguiendo en las últimas horas la evolución de los trabajos de extinción informó de que "se está trabajando de forma coordinada" y, a pesar de que han sido desplegados "muchos medios", la situación "es complicada" como consecuencia de la climatología, con temperaturas elevadas y un alto nivel de humedad. Al menos, explicó el conselleiro en torno a la medianoche, la fuerza del viento fue a menos, lo que puede facilitar ese trabajo que están haciendo los medios de extinción para controlar el fuego.

Efectivos de diferentes cuerpos trabajan para proteger a la ciudadanía, aunque solo hubo peligro para las viviendas

González confirmó que ya llegó al lugar del incendio "el primer pelotón de la Unidad Militar de Emergencias (UME)", que según explicó la Delegación del Gobierno en Galicia movilizó a 63 militares y a 26 medios de extinción. Además, efectivos de Protección Civil, de la Policía Nacional y de la Guardia Civil están participando en los trabajos para proteger a la ciudadanía, porque si bien "hubo peligro para las casas", aclaró, no hubo "peligro para las personas".

En cuanto al origen del fuego, el conselleiro explicó que el incendio lleva más de 24 horas activo, dado que comenzó en torno a las diez de la noche del pasado domingo de forma "claramente intencionada", con varios "focos simultáneamente", y posteriormente saltó "al otro lado del río Sil con focos secundarios". La persona que lo hizo "sabía que podía hacer mucho daño", aclaró el titular de Medio Rural, quien incidió en la necesidad de que toda la sociedad se alíe con las autoridades para "luchar contra esos incendiarios". "Aunque seamos muy buenos extinguiendo y tengamos muchos medios", aclaró, "en esta situación es complicado" sofocar el fuego.

Desde MITECO han desplazado a las Brigadas Especialistas de Extinción con cuatro helicópteros 

En cuanto a la superficie quemada, de momento las estimaciones son todavía provisionales, a la espera de que, a lo largo de esta jornada, desde el aire, gracias a la participación de un helicóptero de coordinación, se pueda determinar con mayor precisión la magnitud de esta catástrofe. La Delegación del Gobierno en Galicia ha informado de que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha desplazado a Brigadas de Especialistas en Extinción (BRIF) con sus cuatro helicópteros de transporte con una capacidad de descarga de 1.200 litros. Desde el aire, están trabajando también en la extinción cuatro aviones anfibios Canadair con 5.500 litros de capacidad, de los que tres proceden de la base de Lavacolla (A Coruña) y el cuarto de Matacán (Salamanca).

Los efectos en las zonas cercanas

La pasada madrugada se tuvo que desalojar a un vecino del núcleo de Beirán, en la parroquia de Salcedo, en A Pobra do Brollón, según han confirmado fuentes de la delegación del Gobierno tras la visita de la subdelegada en Lugo, Isabel Rodríguez, al puesto de mando de la UME en las proximidades del fuego. 

"Quedan focos por todas partes y en alguno de los extremos está sin controlar. Además, en muchos sitios hay posibilidades de que se reproduzca", ha confirmado el alcalde de Ribas de Sil, Miguel Ángel Sotuela.

El alcalde del ayuntamiento más afectado ha explicado que ahora mismo "no hay riesgo inminente" en ninguna población del municipio, pero "no se descarta que en cualquier momento lo vuelva a haber". "Seguimos pendientes de Rairos y también de Vilariño, aunque en este último la presencia de diversos castaños que rodean el núcleo permite mayor seguridad", ha apuntado.

Por otra parte, el incendio ha provocado que muchos puntos de los ayuntamientos de Quiroga y Ribas de Sil estén incomunicados vía teléfono móvil y fijo y también a través de Internet.

Feijóo confía que se disminuya el impacto

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, confía en que este mismo martes, en caso de que el viento "no empeore", se pueda "disminuir el impacto" del incendio de Ribas de Sil.

Preguntado sobre la evolución del fuego, el mayor registrado este año en Galicia, en una visita a un colegio de Pontevedra, el mandatario autonómico ha confirmado que ya está "controlada la cabeza" de este incendio registrado en una zona escarpada y de una "accesibilidad muy compleja".

"Pauta habitual de los incendiarios"

Feijóo también ha recalcado la intencionalidad de este gran incendio: "Todo acredita que la pasada noche del domingo, una vez que los medios ya no pueden volar, hubo un foco que posteriormente se amplió con dos focos más. Y eso suele ser la pauta habitual de los incendiarios".

De hecho, el presidente gallego ha vuelto a pedir "colaboración ciudadana para detectar cualquier conducta sospechosa" y "ponerla en conocimiento de las fuerzas y cuerpos de seguridad".

Y se ha dirigido a los "criminales incendiarios" para advertirles que no solo se están jugando "penas privativas de libertad" por provocar el incendio, sino que sus conductas también pueden "producir homicidios" en las parroquias afectadas.

"Yo pido un mínimo de moral y de ética a las gentes que creen que un fuego no es más que un problema forestal. No, un fuego es un atentado medioambiental, pero también puede provocar la muerte de personas inocentes", ha agregado.

Más noticias