Público
Público

Lotería de Navidad 2018 Cómo exprimir al máximo El Gordo 

Ahora los 400.000 euros del primer premio apenas dan para adquirir una vivienda en la capital. Dada esta circunstancia, analizamos las opciones para sacar la máxima rentabilidad al premio.

Colas en el centro de Madrid para comprar un décimo de la Lotería de Navidad. Foto: Zipi (EFE)

AgenciaS

Los 400.000 euros del primer premio —menos el 20 % que se lleva Hacienda— no otorgan al ganador tanta libertad como antaño, cuando el Gordo te permitía dejar el trabajo y empezar una vida ociosa. Y es que cada vez se pueden tapar "menos agujeros" en las casas, cuya compra para muchos es una utopía.

En el caso de Madrid, es difícil encontrar un piso en el centro de más de 70 metros que se pueda pagar de forma íntegra con el premio y aquellos afortunados con el décimo ganador probablemente tengan que volver a trabajar al día siguiente del sorteo.  Por eso, una vez superada la resaca, conviene sentarse a analizar cuáles son las mejores opciones para sacar la máxima rentabilidad al premio de la lotería.

Las mejores opciones para invertir El Gordo

Amortizar hipoteca: ¿merece la pena? Por lo general, las entidades suelen cobrar una comisión que puede llegar al 0,5%, en el caso de las hipotecas variables, y hasta el 4% en el de las fijas, aunque estos costes se reducirán con la entrada en vigor de la nueva Ley Hipotecaria.

El primer premio del sorteo de 'El Niño' se ha repartido por toda España. / VÍDEO: ATLAS / FOTO: EFE

La celebración de uno de los premiados en el sorteo del 'El Niño' de 2016. / EFE

Otro punto importante es la fiscalidad. A las viviendas compradas antes del 1 de enero de 2013 se les aplica una desgravación del 15% de las cantidades aportadas sobre un máximo de 9.040 euros anuales. De modo que, amortizar la hipoteca es una alternativa a tener en consideración si se compara con otros productos de ahorro como los depósitos, ya que ninguno ofrece un tipo de interés que llegue hasta el 15%. De hecho, la rentabilidad de los depósitos a más de dos años se sitúa en el 0,1%.

Si, por el contrario, la vivienda se compró después de esa fecha y, por tanto, no existe beneficio fiscal, el ahorro de intereses es prácticamente inexistente debido al Euríbor negativo. Actualmente, el tipo de interés medio de las hipotecas sobre viviendas se sitúa en el 2,59%. Si se encuentra un producto de inversión que proporcione una rentabilidad superior, convendría invertir en vez de amortizar. Si la rentabilidad fuese menor, lo más adecuado sería eliminar la deuda contraída con el banco.

Dejar de trabajar: Si el comprador de un décimo se hace con el máximo importe, un total de 322.000 euros limpios después de impuestos, tendría la posibilidad de dejar de trabajar y vivir, de forma holgada, unos 12 o 13 años.

Comprar una vivienda: En este caso hay que estudiar el lugar en el que se desea comprar la vivienda, ya que de ello dependerá que se pueda alquilar y genere rendimiento casi de inmediato. Además, habrá que tener en cuenta si el precio actual del inmueble se podrá revalorizar en el futuro. Actualmente, Madrid y Barcelona son las ciudades que ofrecen un mayor atractivo para el sector inmobiliario.

Invertir en activos financieros: Diversificar el dinero e invertirlo en acciones o fondos de inversión a largo plazo es una alternativa, aunque estos entrañarán un mayor riesgo. También existe la posibilidad de apostar por la renta fija o invertir en un plan de pensiones, que irá ganando rentabilidad con el paso de los años y podrá ser utilizado de cara a la jubilación.

Emprender un negocio: En este supuesto habrá que estudiar si se trata de una idea rentable que pueda funcionar, ya que muchas personas se lanzan a la aventura de ser su propio jefe sin un estudio previo y acaban cerrando y con menos dinero años después. Lo más recomendable será apostar sobre negocios consolidados y evitar apuestas arriesgadas.

Ser solidario: las iniciativas solidarias, además de ayudar a los más desfavorecidos, también nos premian ante Hacienda, ya que las desgravaciones podrán llegar hasta el 75% cuando se trate de donaciones de hasta 150 euros y hasta el 35% cuando estas excedan dicha cantidad.

Vecinos de Arangoiti celebran el primer premio de la Lotería del Niño de este año. Foto: EFE

Vecinos de Arangoiti celebran el primer premio de la Lotería del Niño. / EFE

Consejos para el premiado

Para no verse desbordado por la buena noticia es conveniente tener en consideración algunos consejos:

Mantener la calma. Tras asimilar la noticia habrá que acudir a un notario a compulsar el boleto. Si se trata de un premio superior a los 3.000 euros es necesario personarse en una entidad bancaria para cobrar el dinero en un plazo máximo de tres meses.

Cuidado con los décimos compartidos. Se debe acreditar en el momento del cobro, sin importar la cantidad del premio, para evitar pagar el impuesto autonómico de donaciones.

No guardar el dinero debajo del colchón porque supondrá una pérdida de poder adquisitivo a largo plazo. Si estimamos un IPC de en torno al 2% (objetivo del Banco Central Europeo) en los próximos diez años, esto significaría una pérdida de valor teórica de casi 60.000 euros.

Revisar la liquidez de los productos en los que se invierte. Se debe realizar una planificación previa teniendo en cuenta que la mayoría de los productos de inversión que ofrecen rentabilidad también obligan al usuario a no disponer de ese capital durante varios años.

Contrata a un asesor financiero. Si no se poseen conocimientos financieros suficientes para manejar todo el premio, lo mejor será contratar a un asesor que nos oriente para rentabilizar y sacar el máximo partido al importe de la lotería.

Más noticias