Público
Público

Una madre afronta cinco meses de cárcel por permitir que su hija no acuda a clase durante cuatro cursos

La Fiscalía la acusa de abandono de familia por incumplir su deber de educar a la niña, que ahora tiene 16 años. El juicio se celebrará en Córdoba el 9 de enero. Faltó 463 jornadas.

Imagen de archivo de una clase durante un examen. EFE

PÚBLICO / E.P.

CÓRDOBA.- Una madre se sentará en el banquillo el próximo lunes, acusada de abandono familiar por permitir supuestamente que su hija menor de edad no fuera a numerosas clases durante cuatro cursos escolares, entre los 11 y 15 años de edad. 

El juicio se celebrará en Córdoba y la Fiscalía pide para esta madre un total de cinco meses de prisión por un delito de abandono de familia. La vista tendrá lugar en el Juzgado de lo Penal número 5 de Córdoba.

Según recoge la calificación del fiscal, la procesada, que ostenta la guarda y custodia de la niña, nacida en junio del año 2000, "tenía pleno conocimiento de que su hija estaba legalmente sometida a régimen de escolarización obligatoria", si bien permitió y facilitó "conscientemente que su hija se haya ausentado asiduamente de clase", según el Ministerio Público.

La Fiscalía detalla que han sido "infructuosas" las gestiones que se han llevado a cabo, tanto por la dirección del centro escolar, como por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, con la finalidad de que la acusada colaborase activamente para "poner fin a una situación de falta de escolarización que dificulta el desarrollo intelectual" de la hija y "restringe gravemente las expectativas laborales de esta", con el "consiguiente riesgo de exclusión social para la misma".

De este modo, con "pleno conocimiento y tolerancia" de la procesada, la menor ha faltado "injustificadamente" a clase durante 57 días del curso 2011-2012, cuando estaba en 6º de Primaria; durante 116 días del curso 2012-2013, en 1º de ESO, que repitió en el curso siguiente, en el que "las ausencias injustificadas" aumentaron hasta 150 días, y durante el curso 2014-2015, en 2º de ESO, fueron 140 jornadas.

En este sentido, la Fiscalía al calificar los hechos con el tipo de delito apunta al "grave incumplimiento del deber legal de educación de los hijos, deber que es inherente a la patria potestad".

Más noticias