Público
Público

Emergencia del coronavirus Las comunidades gobernadas por el PP, salvo Galicia, rompen el consenso sobre el final del curso académico

"No se puede compartir la propuesta [...] de que, ni más ni menos, se titule con asignaturas suspensas", afirma el Gobierno madrileño. Argumentan, además, que la regulación de las repeticiones es "una competencia estatal" y piden más claridad en la propuesta del Gobierno.

Aula vacía
Aula vacía de un colegio cerrado por la pandemia de coronavirus. (BRAIS LORENZO | EFE)

Público

La propuesta de la ministra de Educación, Isabel Celaá, para terminar el curso académico que fue concretada ayer, miércoles, en la reunión de la Conferencia Sectorial de Educación puede no salir adelante. En esa reunión entre el Gobierno y las comunidades se acordó que a pesar de que no habrá aprobado general sólo se repetirá curso en casos "muy excepcionales". Pero apenas un día después el acuerdo está en el aire: las comunidades autónomas gobernadas por el PP –todas menos Galicia– han mostrado su rechazo y se niegan a firmarlo.

Madrid, Murcia, Andalucía, Castilla y León y también Euskadi –en este último caso una información El País asegura que "rechaza el documento de forma taxativa", aunque no explica por qué– ya han anunciado que no comparten la decisión anunciada por la Conferencia Sectorial de Educación y han asegurado que no firmarán el documento que salió de la reunión y que el Ministerio de Educación ha remitido ya a las comunidades autónomas. 

Las más críticas son las comunidades del PP.  Madrid, Murcia y Andalucía piden un marco claro de actuación. En concreto, Madrid y Murcia piden que se establezca un número de asignaturas suspensas a partir del cual se debería repetir curso, posibilidad que no quieren que se descarte totalmente. La propuesta del ministerio de Educación limita la repetición de curso a "casos excepcionales" y plantea que las asignaturas suspensas se recuperen el siguiente curso. Madrid y Murcia defienden que la tercera evaluación debe tener no solo carácter diagnóstico sino también "académico".

"No se puede compartir la propuesta [...] de que, ni más ni menos, que se titule con asignaturas suspensas", afirma la Comunidad de Madrid. Madrid y Murcia argumentan, además, la regulación de las repeticiones es "una competencia estatal".

En esa misma línea, la consejera de Educación y Cultura de la Región de Murcia, Esperanza Moreno, justifica su postura en que Celaá no ha establecido una "legislación clara" en materia de promoción y de titulación ni un proyecto económico para el refuerzo educativo.

"Le pregunté de forma directa varias veces a la ministra si iba a legislar en materia de promoción y de titulación, para ser claros y saber claramente las reglas del juego: cuando se suspende, cuando se pasa de curso y cuando se titula", ha explicado Moreno, quien se lamenta de que "todavía no hemos visto esa legislación ni tampoco hemos visto escrito ese compromiso, porque hemos recibido un borrador que está vacío". Además, Moreno se queja de falta de información, en general.

Andalucía pide criterios comunes para todos

En cuanto a Andalucía, el argumento es parecido: la Consejería de Educación y Deporte de la Junta ha informado que tampoco dará su conformidad al documento de acuerdo si el departamento que dirige Isabel Celaá no fija criterios comunes a todo el Estado en lo referente a la promoción, titulación y permanencia en todas las enseñanzas.

La Junta de Andalucía considera necesario que el Ministerio de Educación fije "criterios y procedimientos comunes a todo el Estado en lo referente a la promoción, titulación y permanencia en todas las enseñanzas del sistema educativo".

Por tanto, el departamento que dirige Javier Imbroda señala en dicho documento, que "en tanto no se establezcan en el acuerdo de manera expresa esas condiciones, esta comunidad autónoma no puede prestar su conformidad al mismo".

Imbroda ha señalado que el documento debatido en la reunión sectorial "es compartido por todas las comunidades, que en un porcentaje muy grande compartíamos todos los principios, pero debería clarificar" este asunto

Galicia es la única comunidad autónoma gobernada por el PP que aún no ha roto el acuerdo, si bien ayer, miércoles, ya dejó entrever que aunque tampoco estaba muy conforme con la propuesta de la ministra Celaá, sí se atendría a las instrucciones. 

Por otra parte, tampoco ha gustado a los sindicatos educativo, que valoran que el curso concluya en junio, pero dudan sobre la pertinencia de abrir los centros en julio y lamentan la falta de concreción de la propuesta además de exigir que se refuerce el próximo curso.

Más noticias