Público
Público

Mafia polaca Detienen a un policía corrupto a sueldo del carnicero que posee el matadero de Binéfar

Otros once individuos han sido arrestados e imputados con similares cargos en diferentes operaciones llevadas a cabo en Pomerania Occidental, Łódź, Silesia y Gran Polonia.

La Justicia polaca detiene a un policía corrupto. / FISCALÍA DE KUTNO
La Justicia polaca detiene a un policía corrupto. / FISCALÍA DE KUTNO

Un agente de la ciudad polaca de Kutno, donde operaba el matadero propiedad del entramado criminal italiano de los Pini trasladado a la población aragonesa de Binéfar, ha sido detenido por la Oficina de Asuntos Internos de la policía del condado de Łódź, acusado de lavado de dinero, asistencia para cometer delitos fiscales, participación en un grupo criminal organizado y obstrucción a la justicia. Otros once individuos han sido arrestados e imputados con similares cargos en diferentes operaciones llevadas a cabo en Pomerania Occidental, Łódź, Silesia y Gran Polonia. Según la oficina de la Fiscalía de Łódź-Śródmieście, las detenciones -que tuvieron lugar el pasado 22 de junio- son el resultado de la investigación que desde hace cuatro años se está llevando a cabo en torno a las actividades mafiosas de Piero Pini y su familia.

Hace solo dos semanas, que el tribunal polaco de ese mismo distrito sentenció a seis años de cárcel al que, hasta 2015, fue fiscal de Kutno, la ciudad donde se hallaban las instalaciones que los italianos trasladaron a Aragón. Ese juzgado consideró probado que el condenado, Sławomir Erwiński, había sido sobornado entre 2013 y 2015 con no menos de 26.000 euros por una de las directivas de confianza del italiano, Elzbieta Marciniak, para que creara un paraguas legal que diera cobertura a las timbas del carnicero.

Gracias al trabajo realizado por el responsable de la oficina de Crímenes Económicos de la Fiscalía de Lódź, Krzysztof Bukowiecki, ahora se sabe que el tumor empresarial urdido por los Pini extiende sus metástasis hasta la propia policía. De acuerdo a la Justicia polaca, el entramado mafioso traído a la Litera por los socialistas aragoneses se sirvió de cuantos peones pudo para emitir facturas falsas, lavar dinero, cometer abusos laborales y, en este caso específico, también, obstruir la investigación. Se da por hecho que el policía arrestado facilitaba información al entramado de Piero Pini y su familia y allanaba el terreno para las estafas.

El policía podría enfrentarse hasta diez años de cárcel por los cargos de los que se le acusan

En virtud de los cargos de los que se le acusan, el imputado podría hacer frente hasta a diez años de penas de prisión. Los hechos por los que el policía y el resto de los sospechosos han sido arrestados por oficiales de Łódź, Szczecin, Poznań y Katowice acaecieron durante 2011 y 2015. En opinión de la Fiscalía, los presuntos delincuentes podrían haber estado operando en todo el país a través de empresas asociadas con la filial polaca de los Pini. Su principal función era fabricar una "enorme" cantidad de facturas falsas para incrementar la cuenta de gastos y evadir impuestos. En el transcurso de la operación, los agentes han obtenido documentación de distintas entidades comerciales y se han incautado de equipos informáticos, cuyo contenido va a ser analizado a fondo por expertos.

Los investigadores no han revelado exactamente cuál es el modo en que el presunto policía corrupto colaboraba con el grupo mafioso. Se ha precisado, sin embargo, que el agente excedió sus poderes, incumplió sus deberes, reveló información relacionada con el ejercicio de su función y proporcionó asistencia para cometer un delito penal y fiscal y obstruir los procedimientos.

En palabras de la comisionada de la policía de Poviat, Edyta Machnik, el comandante de esa unidad ha iniciado ya un procedimiento disciplinario para suspender de sus funciones al agente, al tiempo que se abrían otras vías administrativas para apartarlo definitivamente del servicio.

Policía binefarense, a sueldo del matadero

La concienzuda investigación llevada a cabo por las autoridades policiales y judiciales polacas y sus desvelos por hacer cumplir la ley y combatir la corrupción y las irregularidades contrasta con el oscurantismo y con las trabas deliberadamente interpuestas por el equipo de gobierno socialista del Ayuntamiento de Binéfar para esclarecer la naturaleza de la relación laboral de uno de los policías de su plantilla, Antonio Díez, con el entramado criminal de los carniceros lombardos. Tal y como denunció este diario, el agente llegó a patrullar el matadero en construcción con el uniforme y el vehículo de una compañía privada, simultaneando su trabajo en la policía local con el de miembro del equipo de seguridad de un supuesto grupo criminal investigado por la mayor estafa fiscal de la historia de Hungría y Polonia.

Los hechos fueron puestos directamente en conocimiento del alcalde, Alfonso Adán, hace más de un año y medio, pero ni él ni su partido han juzgado oportuno hasta la fecha aclarar cuáles fueron las medidas disciplinarias o administrativas adoptadas contra el agente. Tampoco ha sido aclarado todavía si personas del entorno familiar o personal de Díez desempeñaron o desempeñan funciones en la seguridad del matadero. Por esas mismas fechas, se impuso una modesta sanción a los promotores del proyecto por acometer la construcción de las instalaciones sin licencia.

Desde que el imperio polaco de los Pini se derrumbó, los socialistas binefarenses se han convertido en los máximos valedores del carnicero italiano en La Litera y, en ciertos casos específicos como el del propio primer edil o el de la secretaria general del PSOE comarcal -Rosa Altabás- y su familia, en algunos de los miembros del partido beneficiados por sus actividades empresariales.

Los socialistas binefarenses se han convertido en los máximos valedores del carnicero italiano en La Litera

El alcalde admitió hace dos semanas durante una comisión de Hacienda haber realizado negocios personales con el italiano a través de su oficina aseguradora. Adán intentó aprobar mediante un procedimiento "express" una bonificación ilegal de al menos 390.000 euros en el impuesto de construcción para Litera Meat, pese a que, según la oposición, su petición incumple dos de los tres requisitos que deben acreditar los aspirantes a esa bonificación del ICIO. Adán no ha explicado todavía cuál era la naturaleza y la cuantía de esos intercambios comerciales. Durante la comisión, el alcalde balbuceó que eran solo [los seguros de] "uno, dos coches". El edil tampoco juzgó oportuno retirarse de la votación, de lo que se colige que no aprecia ninguna incompatibilidad entre el desempeño de su cargo y sus relaciones comerciales con el entramado de los carniceros italianos.

El matadero de Polonia que posteriormente se trasladó a Binéfar operó en Kutno desde 2011 a 2016. El 5 de diciembre de 2016, doscientos policías y funcionarios irrumpieron en las instalaciones de los italianos y se llevaron esposado a Piero Pini, junto a la citada Elzbieta Marciniak, Halina O. y varios empleados más de su confianza. El procurador que dirige las investigaciones, Krzysztof Bukowiecki, sostiene que Pini lideró en Polonia una organización criminal sobre la que pesa la sospecha de la comisión de al menos 86 delitos. Gracias a esa presunta red de fraude, el italiano y sus cómplices podrían haber dejado de pagar a la Hacienda de Polonia 41,82 millones de euros en impuestos sobre las ganancias corporativas. A ello hay que añadir la sospecha de fraude fiscal y de la extorsión de reembolsos indebidos de IVA por un monto de 15,2 millones de euros más. Tras las nuevas detenciones, hay 87 sospechosos investigados por el caso.

Tanto los socialistas aragoneses como los binefarenses ocultaron desde el principio los antecedentes criminales de la empresa a la opinión pública y han guardado silencio acerca de todos los escándalos que rodean a su funcionamiento, entre ellos, las acusaciones de haber puesto en peligro la salud de sus trabajadores binefarenses y haber sido eventualmente el origen de una de las mayores cadenas de contagio del coronavirus detectadas tras el inicio de la cuarentena.

Podemos y el Partido Popular han solicitado sin éxito al primer edil que aclare cómo y con cúanto se lucró gracias a Litera Meat. Asimismo, los populares han asegurado que estudiarán con detenimiento todos los actos que ha firmado Alfonso Adán en los que su voto como alcalde tuviera un peso transcendente desde que se dio inicio esa relación comercial con la empresa para determinar si pudieran ser anulables administrativamente. No descartan acudir a la vía penal si se acredita que las acciones de Adán o de cualesquiera funcionarios o cargos públicos pudieran ser constitutivas de delito.

Más noticias de Política y Sociedad