Público
Público

Maltrato animal Consumo impulsa un decreto para colocar cámaras de vigilancia en el interior de los mataderos

La medida, que ha salido a consulta pública, pretende controlar las situaciones de maltrato animal en el interior de los centros de la industria cárnica.

Un operario le corta el cuello a una vaca sin aturdir en un matadero de Ávila./ Equalia
Un operario le corta el cuello a una vaca sin aturdir en un matadero de Ávila./ Equalia

alejandro tena

El Ministerio de Consumo, a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), ha impulsado este martes un Real Decreto para obligar a instalar cámaras de vigilancia en todas las instalaciones del matadero. La medida, que se encuentra en fase de consulta pública, pretende garantizar que la industria cárnica cumpla con los estándares de bienestar animal y seguridad alimentaria establecidos por las normativas europeas.

A pesar de la existencia de una amplia legislación en materia de bienestar animal, la opacidad de la industria cárnica hace que no siempre se termine cumpliendo. Tanto es así, que cada cierto tiempo salen a la luz imágenes grabadas con cámara oculta por organizaciones animalistas como Equalia o Igualdad Animal, donde se constatan escenas de violencia extrema contra los animales. En el último año, este medio se ha podido hacer eco de imágenes duras que van desde patadas a terneros, hasta palazos, pasando por operarios miccionando en zonas del matadero. Es por ello, que desde Consumo consideran que la instalación obligatoria de cámaras podría ayudar a detectar las malas prácticas y aumentar la protección de los seres vivos.

Según el proyecto del Real Decreto, al cual ha tenido acceso Público, la medida será una herramienta destinada a facilitar el trabajo a las autoridades veterinarias que se encargan de controlar el cumplimiento de la normativa de bienestar animal. Las cámaras permitirán que las autoridades tengan acceso a las prácticas que se dan en los centros de la industria cárnica durante las 24 horas del día, así como a lo que ocurre en todas las instalaciones al mismo tiempo. 

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha trabajado también en posibles soluciones alternativas y no regulatorias, como el desarrollo de un documento para establecer unos criterios comunes mínimos en relación con la formación y el certificado de competencia en bienestar animal de los operadores. Sin embargo, reconocen que todo ello no ha sido suficiente, por lo que ven necesario implementar esta medida de videovigilancia, la cual no es del todo novedosa, ya que algunas comunidades autónomas como Madrid, Navarra, La Rioja o Baleares ya han aprobado normativas que obligaban a grabar el interior de las instalaciones.

La videovigilancia en los mataderos, asimismo, es una medida extendida en otros países como Francia o Israel, donde el trabajo de investigación de organizaciones animalistas derivó en la aprobación de normativas nacionales sobre videovigilancia en mataderos y granjas cárnicas.

Por el momento, se deben debatir cuestiones fundamentales obre la ley española: desde el tiempo que se deben conservar las grabaciones, hasta los lugres donde se deberán colocar las cámaras, pasando por quién puede tener acceso a las imágenes.

Más noticias de Política y Sociedad