Público
Público

Marta Calvo El sospechoso de matar a Marta Calvo, investigado por diez hechos delictivos

El juez ha rechazado archivar el asunto y asume que, tal y como concretaron tanto el fiscal como los abogados que representan a las familias de las víctimas, se tiene por imputado a Jorge Ignacio P.J. por tres muertes, las de Marta Calvo, Lady Marcela y Arlene R.

El autor confeso del crimen de Manuel, Jorge Ignacio P. a su salida de los juzgados de Alzira conducido por la Policía Nacional para prestar declaración ante el Juzgado de Instrucción número 6.EFE/ Manuel Bruque
El autor confeso del crimen de Manuel, Jorge Ignacio P. a su salida de los juzgados de Alzira.EFE/ Manuel Bruque

EFE

Jorge Ignacio P.J., el traficante de drogas colombiano detenido por la muerte de la joven Marta Calvo en noviembre de 2019, será investigado por tres delitos de asesinato, homicidio u omisión de socorro, además de agresión sexual, un delito contra la integridad moral, otro de profanación de cadáver y otro contra la salud pública.

Según las calificaciones provisionales de las acusaciones, también se suman, por ahora, tres tentativas de homicidio, un número que podría incrementarse.

El pasado 7 de noviembre se cumplió un año desde que se perdiese el rastro en la localidad de Manuel (València) de la joven Marta Calvo, que supuestamente murió a manos de Jorge Ignacio P.J.

El juez, tras la reciente comparecencia del investigado frente a las acusaciones, que se celebró la semana pasada, ha dictado un auto en el que rechaza archivar el asunto, tal y como le había pedido la defensa del reo, y asume que, tal y como concretaron tanto el fiscal como los abogados que representan a las familias de las víctimas, se tiene por imputado a Jorge Ignacio P.J. por tres muertes, las de Marta Calvo, Lady Marcela y Arlene R.

Estas muertes son calificadas de distinto modo por las acusaciones, ya que mientras la fiscalía las considera, en principio, dos homicidios y un delito de omisión de socorro, las acusaciones particulares agravan su consideración hasta la de asesinato.

En virtud del principio acusatorio, nadie puede ser procesado por un delito por el que no haya sido acusado por el fiscal, la acusación particular o, en su caso, la acción popular. Aunque se trata de calificaciones provisionales, los delitos que en principio amenazan al reo sumarían décadas de condena en caso de producirse esta.

Respecto a las mujeres que le han denunciado por la misma práctica de introducir cocaína en los genitales por la que supuestamente murieron otras de las víctimas de Jorge Ignacio P.J., y a la que pudieron sobrevivir, por ahora son tres los delitos de homicidio intentado, una calificación en la que coincide el abogado de las víctimas con el fiscal.

El número de mujeres en esta situación que podrían sumarse a la causa podría crecer, por lo que se podrían aumentar los hechos por los que se le acusa.

Las abogadas que ejercen la acusación particular en nombre de la madre, por un lado, y del padre, por otro, de la joven Marta Calvo, añaden a la calificación de asesinato otros delitos: contra la salud pública, agresión sexual e integridad moral/lesiones, por la letrada de la madre; y contra la salud pública, contra la integridad moral/lesiones, y profanación de cadáveres, por parte de la abogada del padre.

Más noticias de Política y Sociedad