Público
Público

Huelga de médicos en Madrid Los médicos de familia de Madrid inician una huelga indefinida para que "no muera" la Atención Primaria 

Amyts ha convocado una huelga indefinida ante los incumplimientos de Ayuso sobre un plan de mejoras para Atención Primaria. El sindicato pide que aumenten las plantillas y que los médicos atiendan a un máximo de 30 pacientes al día. La Comunidad de Madrid ha impuesto unos servicios mínimos "abusivos" del 70%.

31/05/2020.- Miembros del personal sanitario del Hospital Gregorio Marañón posan con una pancarta en la que se lee ""Sanitarios necesarios"" durante una concentración este lunes en el exterior del hospital en Madrid, en la primera jornada de la Comunidad
31/05/2020.- Miembros del personal sanitario del Hospital Gregorio Marañón durante una concentración en la primera jornada de la Comunidad en la fase 1 de la desescalada. EFE/Emilio Naranjo.

Atención Primaria no aguanta más. Los centros de salud están sobrecargados desde que comenzó la pandemia. Las tareas se han ido acumulando para los médicos: la burocracia derivada de la covid-19 y el seguimiento a las personas infectadas se han sumado al trabajo habitual de atención a la ciudadanía. Esto provoca que ya sea habitual que un facultativo tenga que atender a más de 50 pacientes al día. Los avisos de los médicos sobre esta situación límite han sido muchos. Hay profesionales que han llegado a renunciar a sus puestos de trabajo. Por esto, un año después de que saltara la alarma sanitaria en España, los médicos de familia van a huelga.

La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) ha convocado una huelga indefinida que empieza este miércoles 10 de marzo en toda la región. Medir el seguimiento que logra será difícil porque la Comunidad de Madrid ha impuesto unos servicios mínimos del 70%, unos mínimos que el sindicato considera que son "abusivos" y que vulneran el derecho a huelga. Más aún teniendo en cuenta que, como denuncian a Público, se están dando cuenta que en algunos centros de salud el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha puesto un porcentaje incluso más alto.

No es la primera vez que se recurre a la huelga como herramienta de presión contra el "abandono" de Ayuso durante la pandemia. Amyts, el principal sindicato de médicos de la región, ya convocó una huelga en los centros de salud en el mes de septiembre. Se desconvocó a última hora tras lograr un pacto con el Gobierno autonómico. Sin embargo, vuelve a convocarse seis meses después porque los médicos aseguran que la Comunidad de Madrid no ha cumplido con lo firmado.

María Justicia, portavoz de Amyts, explica que en septiembre negociaron con la Consejería de Sanidad mejoras retributivas y organizativas como un complemento salarial, desburocratizar el trabajo o llegar a una agenda de 30 pacientes para facultativos y 21 para pediatras. Recuerda también que Ayuso presentó un Plan de Acción para la Atención Primaria a tres años dotado con más de 80 millones de euros. En diciembre el sindicato comenzó a denunciar que se estaba incumpliendo lo prometido. No ha habido ningún avance desde entonces. 

La situación es tan insostenible que Justicia afirma que se va a huelga para que "Atención Primaria no acabe de morir". Asegura que el comité de huelga ha intentado recuperar las negociaciones con la Comunidad de Madrid pero que hace meses que Sanidad canceló las reuniones que mantenían porque Hacienda "no concede" más dinero. "Ya estamos en la tercera ola y no se puede más", insiste.

Una encuesta de Amyts dice que el 80% de los médicos atienden a más de 40 pacientes al día

Alfonso López, médico del centro de salud Benita de Ávila (distrito de Hortaleza), comparte esta visión y hará huelga. Tiene 70 años y sigue trabajando porque quiere luchar por conseguir una Atención Primaria mejor. Él atiende a unos 40 pacientes al días, pero esto es extraordinario en Madrid porque hay otros centros en los que los médicos atienden incluso a más de 60. Esta situación depende, por ejemplo, de si se trata de un centro de salud rural o si está en un barrio más desfavorecido o con población más envejecida, zonas que suelen tener más sobrecarga por tener más demanda y, a la vez, menos recursos. 

De hecho, desde Amyts han lanzado una encuesta a los facultativos en la que se muestra la "elevada presión asistencial": menos del 5% de los médicos están teniendo una demanda inferior a los 30 pacientes día, un 15% adicional entre 30 y 40 pacientes y el 80% más de 40. "La demanda media ronda los 48 pacientes citados por médico y día", aseguran.

Por esto, una de las demandas más claras es reducir el cupo de pacientes. Ello va aparejado a un incremento de las plantillas que, para conseguirse, tendría que conllevar una mejora de las condiciones laborales. Justicia explica que la reclamación es que los médicos tengan un máximo de 30 pacientes al día y los pediatras 21. Esto, a su vez, supondría que se garantice un mínimo de 15 minutos para atender a cada paciente. Según la portavoz de Amyts, ahora hay médicos que llegan a tener "uno, dos o tres minutos por paciente".

Para esto es necesario que se aumente la plantilla. López señala que ha habido una pérdida de facultativos durante la pandemia: "Algunos han fallecido, otros enferman y nos tenemos que hacer cargo de sus pacientes el resto. También tenemos muchos médicos mayores o de riesgo que no pueden atender a pacientes personalmente. Y otros han renunciado a sus plazas", lamenta. Ha habido médicos como Clara Benedicto que renunciaron a su puesto de trabajo por el nivel de ansiedad, estrés e impotencia que le generaba no poder atender a sus pacientes como debía por esta sobrecarga. Decidió contarlo públicamente para denunciar esta situación que le ha pasado a muchos profesionales.

El sindicato denuncia que hay 800 plazas sin cubrir entre médicos y pediatras

Pero las condiciones laborales de la Comunidad de Madrid han llevado a otro problema: los médicos migran de Madrid, a otras regiones o a otros países, para tener mejores contratos más seguros. Según los datos del sindicato, actualmente hay 800 plazas entre médicos y pediatras sin cubrir. "En algunos centros de salud hay menos de la mitad de plantilla que se debería. Es una situación realmente límite, de muerte de la Atención Primaria, porque la inseguridad y la sobrecarga nos impide asegurar una calidad asistencial adecuada a los ciudadanos. Por esto vamos a huelga", insiste Justicia. En el mismo sentido se pronuncia López: "Esta huelga no es solo por tener mejores condiciones laborales es porque a día de hoy no hacemos asistencia de calidad. La Administración lo sabe y no hace nada así que lo tenemos que hacer nosotros".

Fuentes de la Consejería de Sanidad no se han querido pronunciar sobre la huelga, pero la presidenta Ayuso ya deslegitimó la pasada convocatoria de diciembre. "No son los médicos, es un sindicato afín a un partido político", dijo refiriéndose a Amyts en el mes de septiembre y antes de iniciar la negociación que paralizó la huelga.

Más noticias