Público
Público

Crisis migratoria Open Arms rechaza ir a Algeciras: "Es inviable, hay una emergencia humanitaria"

"Ir hasta Algeciras supondría cinco o seis días de travesía", razona la ONG, que apunta que "las personas a bordo necesitan ser desembarcadas de forma inmediata" porque están en situación de "crisis humanitaria". Pedro Sánchez había ordenado preparar el puerto gaditano para acoger el desembarco, pero el puerto está 965 millas náuticas del buque.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 9

El Open Arms frente a las costas de Lampedusa. / EFE

El Gobierno de España ha ofrecido de forma oficial el puerto de Algeciras para desembarcar a las personas del Open Arms, que en estos momentos son 107 y llevan 18 días atrapados en el buque. No obstante, la ONG ha rechazado esta oferta porque "es inviable, hay una situación de emergencia humanitaria" a bordo y no pueden asumir una travesía tan larga, afirmaron a Público fuentes de la organización 

"Hemos rechazado la oferta de España porque las personas que llevamos a bordo necesitan ser desembarcadas de forma inmediata", indicaron fuentes de Proactiva Open Arms a Público.

"Llevamos 17 días avisando, pidiendo ese puerto, y ahora ir hasta Algeciras supondría cinco o seis días de travesía, con lo cual es absolutamente inviable porque estamos en situación de emergencia humanitaria, bastante grave", añadieron dichas fuentes. Hay que tener en cuenta que el puerto ofertado por el Gobierno está a unas 965 millas náuticas del buque.

"Ahora ir hasta Algeciras supondría cinco o seis días de travesía, lo cual es absolutamente inviable"

En un mensaje posterior, la ONG explica: "Recibimos orden del centro de coordinación marítimo España de dirigirnos a Algeciras, puerto a más de 5 días de navegación y solicitamos confirmación de esta información, mientras atendemos a las 107 personas a bordo tras 17 días de espera". Una portavoz de la ONG ha explicado que el barco, con bandera española, es dependiente de la Marina Mercante y, por ello, la orden del Centro de Coordinación Marítima "hay que acatarla, no te dan opción".

No obstante, fuentes del Gobierno consultadas por Efe han apuntado a que "técnicamente" se trata de una orden pero siempre está supeditada al criterio del capitán del barco quien, en el caso de decidir que no puede zarpar por cuestiones de seguridad, Marina Mercante no puede obligarle.

El barco se encuentra junto a las costas de Lampedusa desde hace tres días mientras el ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, sigue bloqueando el desembarco de los migrantes, excepto los menores, aunque obligado por la Justicia intaliana.

La tripulación denuncia el deterioro de la situación a bordo, e incluso algunos migrantes han llegado a lanzarse al agua para ir a nado a tierra.

En una nota de prensa, Moncloa dice que "la inconcebible respuesta de las autoridades italianas" y "las dificultades expuestas por otros países del Mediterráneo Central, han llevado a España a liderar nuevamente la respuesta a una crisis humanitaria".

"Los puertos españoles no son ni los más cercanos ni los más seguros para el
Open Arms, como los propios responsables del buque han repetido estos días", apunta la nota,  "pero en estos momentos España es el único país dispuesto a acogerlo en el marco de una solución europea".

El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha publicado un mensaje en su cuenta en Twitter en el que afirma que ha "indicado que se habilite el puerto de Algeciras para recibir al #OpenArms".

"España siempre actúa ante emergencias humanitarias", agrega, y añade: "Es necesario establecer una solución europea, ordenada y solidaria, liderando el reto migratorio con los valores de progreso y humanismo de la #UE".

En la comunicación oficial del Gobierno, se remarca que "España es hoy con gran diferencia el país de la Unión Europea que más rescates  realiza en el Mediterráneo", con más de 60.000 personas rescatadas en el mar entre 2018 y 2019. "Desde esos principios", añade el texto, "el Gobierno de Pedro  Sánchez envió hace un año a Europa un mensaje ético en circunstancias similares, cuando recibió en Valencia al Aquarius".

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha protestado en público porque el Gobierno ha realizado ese anuncio sin haberle informado antes. 

Por su parte, el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, quien mantiene el boqueo de los puertos italianos al Open Arms, no ha tardado casi nada en contestar en redes sociales a la orden de Sánchez para habilitar el puerto de Algeciras. 

 Salvini ha expresado su alegría por esta decisión. "España abre puertos para ONG inmigrantes de #OpenArms. ¡Bien! Quien resiste, vence", ha dicho.

También ha grabado un vídeo en Facebook en el que muestra su satisfacción por esta medida, en el que ironiza sobre las críticas en prensa y de la clase política ante su negativa a abrir los puertos italianos a los rescatados. "Salvini es horrible, malo, racista; es responsable de todo (...). Este domingo me he despertado con un mensaje del Open Arms en el que hablan del miserable ministro Salvini, de una vergüenza mundial", señala.

Además, desminente que haya una emergencia médico-sanitaria a bordo de la embarcación y se burla de la visita del actor estadounidense Richard Gere al buque. "Bonitas vacaciones en un velero en Italia", ha indicado. "Si tengo que terminar en prisión por defender la seguridad de mi país lo haré con la cabeza alta", ha remachado el ministro y líder del partido ultraderechista Liga, inmerso en una crisis política por sus diferencias con su principal socio de gobierno, el Movimiento 5 Estrellas.

Más noticias en Política y Sociedad