Público
Público

¿Qué penas y multas recoge el Código Penal por provocar un incendio?

España vive los peores datos de hectáreas quemadas por los incendios en la Unión Europea desde que se hacen registros.

Incendio en el entorno de Añón de Moncayo, cerca de la localidad de Borja (Zaragoza), a 15 de agosto de 2022.
Incendio en el entorno de Añón de Moncayo, cerca de la localidad de Borja (Zaragoza), a 15 de agosto de 2022. Toni Galán / EFE

España bate récords de hectáreas quemadas por los incendios en la Unión Europea en este 2022. Algunos de ellos son provocados. Las penas por provocar un incendio en España pueden conllevar de 10 a 20 años de cárcel tras la última reforma del Código Penal en 2015.

¿Cuándo se considera que un incendio ha sido provocado?

Según el Ministerio de Transición Ecológica para considerar que un incendio ha sido provocado el autor debe "ser consciente de que su acción puede tener como consecuencia que se queme superficie forestal" y "debe querer quemar o aceptar que se queme superficie forestal como resultado de su acción".

Dentro de cada caso puede existir la excepción de que por ejemplo, en las quemas agrícolas, si el autor ha tomado todas las medidas pertinentes, se considere que se ha tratado de un incendio accidental. Dentro de estos grupos de causas, los incendios pueden tener carácter accidental, negligente o intencional.

¿Qué penas recoge el Código Penal?

Con la reforma del Código Penal en el año 2015, las penas se vieron endurecidas para quienes provocasen un incendio forestal. Las condenas actuales pueden llegar hasta los 20 años de prisión. En un primer momento, las penas iniciales son de uno a cinco años y una multa de 12 a 18 meses. Partiendo de esa base, existen circunstancias agravantes que pueden aumentar las penas.

Provocar un incendio puede conllevar una pena de prisión de tres a seis años y multa de 18 a 24 meses si se considera que el fuego ha tenido un alcance de especial gravedad, afecte a una superficie de considerable importancia, derive en grandes o graves efectos erosivos en los suelos, altere significativamente las condiciones de vida animal o vegetal, o afecte a algún espacio natural protegido. Además de que se produzca cerca de un núcleo de población o en condiciones climatológicas que incremente su riesgo. Estas condiciones también incluyen el caso en el que la persona que provoca el incendio obtenga un beneficio económico del mismo.

En caso de que el incendio ponga vidas en peligro las penas pueden ser de 10 a 20 años de cárcel y una mula de 12 a 24 meses. Si el incendio se produce fuera del ámbito forestal las penas pueden oscilar entre los seis meses y dos años de cárcel. Y si el incendio es forestal pero no consigue extenderse las penas pueden ir de los seis meses a un año de prisión, salvo que se considere que no ha habido voluntad del autor para iniciarlo. En ese caso, no se contempla pena alguna.

¿Cuántas personas han sido condenadas?

Según la Memoria de la Fiscalía General del Estado 63 personas fueron condenadas por provocar incendios en España durante 2020, último año del que existen registros. Debido a la pandemia de la covid, fue el año con cifras más bajas, en contraposición a los 136 y 144 en 2019 y 2018, respectivamente.

Más noticias