Público
Público
Únete a nosotros

Presos políticos Gritos en contra de la condena del Procés en la Puerta del Sol

Unas 2.500 personas han coreado mensajes en solidaridad con "el pueblo catalán" y han pedido la absolución de los presos catalanes. En torno a 30 neonazis, muchos de ellos con el rostro tapado, han aparecido en la concentración portando banderas de España y gritando "no nos engañan, Cataluña es España".

Publicidad
Media: 4.43
Votos: 7

La bandera republicana gigante que han desplegado desde el inicio de la concentración algunas de las personas congregadas en la Puerta del Sol | Guillermo Martínez

Minutos después de las siete de la tarde decenas de personas desplegaban una bandera republicana de grandes dimensiones decorada con un lazo amarillo en solidaridad con los presos catalanes en la Puerta del Sol. Así es como daba comienzo la concentración que ha acabado congregando a 2.500 personas aproximadamente y que ha transcurrido sin incidentes a excepción de la irrupción de en torno a 30 neonazis que han sido expulsados de la plaza por varios agentes de la Policía Nacional después de que el propio cordón de seguridad de la organización evitara que los enfrentamientos fueran a más del cruce de insultos y soflamas.

Varias banderas esteladas, tricolores y comuneras dejaban ver el cariz de la manifestación desde lo lejos, en la que se ha reclamado la libertad de los “presos políticos” sentenciados desde el Tribunal Supremo por sedición y malversación. El mensaje tras el que se encontraban todos los movilizados defendía que “no hay democracia sin derecho a decidir”, algo que han repetido varias ocasiones durante la hora y media que ha durado la concentración.

La movilización ha terminado con la lectura de un comunicado en el que se relataban algunas situaciones que los organizadores, que no estaban identificados en la convocatoria, han querido destacar. La primera denuncia que han leído a través de un altavoz versa sobre las filtraciones de la sentencia: “Además de ser una auténtica vergüenza, son un indicador de la falta de seriedad y rigor con que funciona la instancia superior de la justicia española”, han denunciado.

Tildan de “durísima” la sentencia teniendo en cuenta una “perspectiva democrática”, en sus propios términos. Además, condensan la lectura del fallo relatando en que “es la desobediencia civil y colectiva la que ha sido condenada con esta sentencia y la que a partir de ahora sentará precedente para ser aplicada de forma extensiva”, criminalizando así la protesta social.

Condena de la "represión política" en Catalunya

Del mismo modo, también hacen alusión a las reacciones acaecidas en Catalunya tras la publicación del dictamen: “Estamos viendo cómo la respuesta (…) por parte del Estado español sigue siendo la represión, nuevos juicios de excepción, nuevas órdenes de extradición contra personas exiliadas, la amenaza de la aplicación del artículo 155 y la total falta de voluntad de negociar una vía de resolución democrática (…). Así pues, han mostrado su “apoyo internacionalista a toda la gente que se ha manifestado estos días en Cataluña, y en especial a quien han sufrido la represión, con golpes o detenciones (…)”.

Durante la hora y media que ha durado la movilización se han escuchado gritos en solidaridad con los independentistas, algunos de ellos en catalán, como “els carrers seran sempre nostres”, “presos polítics, llibertat” o “fora les forces d'ocupació”. Otros de los mensajes coreados por los centenares de manifestantes han sido “prensa española, manipuladora”, “Madrid será la tumba del fascismo” o “no pasarán”.

Varios neonazis irrumpen en la concentración

Estos últimos cánticos han tenido instantes después de que en torno a una treintena de neonazis aparecieran, muchos de ellos con la cara tapada, haciendo el saludo fascista y portando banderas de España. Justo en ese momento y tan solo en unos segundos, el cordón de seguridad de los organizadores ha conseguido que el enfrentamiento no fuera a mayores debido a su rápida actuación.

Uno de los neonazis que ha irrumpido en la concentración pacífica ocultando su rostro. | Sergio Pérez

Después, unos 15 agentes de Policía Nacional les ha alejado de la Puerta del Sol hasta la entrada a la plaza desde la calle Arenal, estando separados por unos 50 metros de los concentrados en solidaridad con los presos del procés. Sin dejar de hacer el saludo fascista, los neonazis han coreado lemas como "no nos engañan, Cataluña es España" o "hispanidad, catalanidad", además de proferir gritos llamando "traidores" a los agentes de policía.  

Este no ha sido el único percance que ha sufrido la movilización pacífica y que estaba congregando a unos dos millares y medio de personas. Por otra de las bocacalles adyacentes al madrileño kilómetro 0 también ha aparecido otro grupo de neonazis que han sido repelidos por la Policía Nacional. La concentración ha terminado sobre las 20:30 horas de la tarde al grito de "¡Viva la libertad! ¡Viva la República! Presos políticos y exiliados libertad".

Más noticias en Política y Sociedad