Público
Público

Protección animal Flamencos electrocutados en Ibiza y Formentera: cómo proteger a las aves en sintonía con la naturaleza

Mientras que las instituciones carecen de poder real y las eléctricas se limitan a minimizar el problema cambiando unos salvapájaros por otros, expertos ecologistas piden que se soterre el tendido eléctrico del parque.

Imagen recurso de un grupo de flamencos sobre el agua. - UNSPLASH
Imagen recurso de un grupo de flamencos sobre el agua. Dani Argandona / UNSPLASH

Tal vez la única manera de respetar a la naturaleza sea aprender a mirar detrás del paisaje. Entre los meses de enero y marzo, hasta cuatro flamencos aparecieron electrocutados en el Parque Natural de Las Salinas de Ibiza y Formentera, en la zona de Sa Sal Rossa. Se trata de un punto especialmente crítico para las aves, ya que se encuentra atravesado por varias líneas de alta tensión. Desde el Consorcio para la Recuperación de Fauna (Cofib), adscrito a la Conselleria de Medi Ambient i Territori de las Illes Balears, explican que "los flamencos y otras aves grandes son susceptibles de impactar contra los cables porque, por sus características físicas, no son demasiado ágiles y poseen poca capacidad de maniobra, sobre todo en episodios de tormentas o mala visibilidad".

La noticia de la electrocución de los flamencos de Las Salinas se hizo viral, convirtiéndose en motivo de indignación, cuando el tuitero Ibán Yarza publicó unas fotografías de las víctimas en su perfil.

Desde Cofib indican que se ha registrado un aumento "considerable" de la mortalidad de los flamencos por electrocución

"En los últimos meses, hemos registrado un número considerable de mortalidad de flamencos por colisión contra el tendido eléctrico, muy por encima de la cifra de años anteriores —confirman desde el Cofib—. Esto podría estar relacionado con el aumento de la colonia de flamencos del parque que, el año pasado, batió el récord histórico con 1.015 ejemplares. En todo caso, la Conselleria de Medi Ambient y el Consell d'Eivissa impulsaron la constitución de un grupo de trabajo para definir las soluciones a corto y medio plazo, con representantes de la Conselleria (y del Parque Natural), del Consell, del Ajuntament de Sant Josep, de Red Eléctrica y de Endesa".

Una de las primeras medidas fue cambiar algunos de los salvapájaros anteriores, de tipo espiral, por otros de aspa reflectante. Se instalaron un centenar de dispositivos, uno cada siete metros, a lo largo de 706 metros de la línea de 30 kilovatios Formentera-Sant Jordi, gestionada por Red Eléctrica (REE). Según la compañía, estas señalizaciones "permiten mayor visibilidad, en especial al atardecer, cuando suelen volar aves como los flamencos". Desde su sustitución, realizada entre los días 19 y 21 de mayo, no se ha notificado ninguna colisión.

Tendido eléctrico del Parque Natural de Ses Salines. - Mila García Nogales
Tendido eléctrico del Parque Natural de Ses Salines. Mila García Nogales

Estudios realizados con anterioridad, tanto por la propia eléctrica como por el CSIC, ya habían revelado una mayor eficacia de estos dispositivos. Entonces, ¿por qué no los sustituyeron antes? Red Eléctrica se defiende diciendo que, "con un único caso de colisión notificado en el período 2010-2021, no se había evidenciado una problemática de carácter urgente". "En el momento en que se nos fue notificado un nuevo caso en el primer trimestre del presente año, se decidió con carácter inmediato acometer las acciones que se requirieran. Posteriormente, nos confirmaron cuatro colisiones más", declara. Hay que matizar que, desde 2011, se han registrado en el parque natural un total de 26 muertes de aves, de las que 19 eran flamencos, pues a la cifra aportada por Red Eléctrica habría que sumarle las electrocuciones ocurridas en las líneas que gestionan otras compañías.

El presupuesto del Plan de Señalización 2021 de Red Eléctrica de España, que en el primer trimestre de este año aumentó sus beneficios en un 4,9%, asciende a un total de 1.000.000 €. Según la legislación vigente, el hecho de que un animal pierda la vida en un espacio protegido no implica que empresas como REE o Endesa, que también opera en Las Salinas, tengan la obligación de destinar una fracción de sus partidas presupuestarias a proteger al resto como actuación preventiva. En la mayoría de los casos, las medidas se toman por iniciativa de las propias compañías, y más por un motivo práctico o de imagen que ético.

Soterrar el tendido eléctrico

Hazel Morgan: "La verdadera solución sería quitar los cables aéreos y soterrar el tendido eléctrico"

Expertos ecologistas piden que se soterren los cables ya que, aunque las señalizaciones disminuyan el riesgo de impacto, no lo eliminan. Hazel Morgan, presidenta de Amics de la Terra, se muestra firme al respecto: "La verdadera solución sería quitar los cables aéreos y soterrar el tendido eléctrico bajo tierra en los caminos o carreteras existentes, pero las compañías no hacen nada si no se les obliga. Se necesita financiación y también muchos trámites que requieren tiempo".

Parque Natural de Ses Salines. - Mila García Nogales
Parque Natural de Ses Salines. Mila García Nogales

Frente a esta reivindicación, Red Eléctrica alega que "cualquier actuación en esta línea debe considerar su especial importancia, ya que es uno de los dos circuitos del enlace en servicio entre Ibiza y Formentera y la que actualmente garantiza el suministro a Formentera. Cualquier decisión acerca de su soterramiento o desmantelamiento corresponde a las administraciones competentes, tanto ambientales como energéticas, y de acuerdo a la normativa que lo regula (en el ámbito energético, destacar el RD 1995/2000 y la Ley del Sector Eléctrico en lo que a la Planificación Eléctrica se refiere)".

La Conselleria de Medi Ambient no niega la necesidad de enterrar los cables: "Desde la Conselleria apostamos por el soterramiento, aunque somos conscientes de que no se trata de una solución fácil a corto plazo. El suministro eléctrico de la isla de Formentera depende de ello. Y, por la situación del parque, soterrar las líneas implica obtener una concesión de Dominio Público Marítimo-Terrestre de Demarcación de Costas. Hemos manifestado la voluntad de utilizar una partida de fondos europeos para la protección de la avifauna si eso lo agiliza. También estamos en conversaciones con el Estado para explorar la posibilidad de que Demarcación de Costas acelere los trámites en caso de que se acuerde soterrar las líneas".

Imprudencia humana

Víctor Colomar, técnico veterinario y coordinador de la Unidad de Control de Fauna del Cofib, resalta "la importancia de Ses Salines como espacio de conservación, ya que en Ibiza y Formentera no hay aguas superficiales y todas las zonas de lagunas poco profundas que no tienen la influencia del mar y que serían similares a un lago o a un río son muy importantes para el descanso de las aves en migración, que van desde la Península Ibérica y desde África hacia el centro y el norte de Europa y viceversa. Los flamencos dependen de las salinas para alimentarse y descansar".

Panel informativo de las especies animales que habitan Ses Salines. - Mila García Nogales
Panel informativo de las especies animales que habitan Ses Salines. Mila García Nogales
Colomar: "No es que las otras especies impacten menos, es que en Ses Salines detectamos el problema"

Pero, ¿qué sucede cuando el ser humano invade el espacio de los animales, por ejemplo, instalando cables de alta tensión? Según Víctor Colomar, "los impactos se dan en casi en todas las aves de tamaño medio y grande y en todas partes. Los flamencos de Ses Salines siempre utilizan las mismas rutas para ir de unos estanques a otros y, al colisionar, caen en sitios muy transitados por el hombre. No es que las otras especies impacten menos, es que en Ses Salines detectamos el problema. Ni los flamencos ni otras aves han evolucionado con este tipo de cables suspendidos en el aire".

A pesar de ello —añade— el principal problema para los flamencos es la imprudencia humana. "Debería considerarse a Las Salinas de Ibiza y Formentera como un parque natural donde quienes viven con prioridad son los animales y las plantas, y no como un parque de atracciones o un beach club donde practicar deporte o pasear con mascotas. En Salinas no puede haber perros, está prohibido; no debería haber gatos asilvestrados ni domésticos que la gente suelta; y tampoco debería haber basura. El respeto al mar protegido debería ser máximo. Ir a tomar algo a Salinas no debería verse como ir a tomar algo a cualquier otro sitio. Bastaría con que la gente se comportara como animales y no como personas, porque es vergonzoso ver el egoísmo de los seres humanos que visitan el parque (y no estoy hablando específicamente de turistas)".

Más noticias