Público
Público

Barcelona Quedan en libertad los dos sospechosos de violar a una menor en la sala Razzmatazz 

El juez resuelve no abrir causa penal por los hechos después de que la familia y la Fiscalía decidieran retirar la denuncia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Imagen del exterior de la sala Razzmatazz. Gabriel Vidal (Dominio Público)

El titular del Juzgado de instrucción número 22 de Barcelona ha dejado en libertad a los dos jóvenes detenidos a raíz de una denuncia por violación de una menor en la sala Razzmatazz de Barcelona, dado que tanto la familia de la chica como la Fiscalía han desistido de ejercer acciones penales.

El juez ha decidido dejar en libertad a los dos investigados, cuya detención se prorrogó ayer, martes, después de que la menor haya comparecido este miércoles en los juzgados de Barcelona para someterse a una exploración en relación con la denuncia de violación que presentó, según han informado fuentes jurídicas.

Tanto la Fiscalía como la familia de la chica, a quienes correspondería ejercer acciones legales en nombre de ella al tratarse de una menor de edad, han decidido no seguir adelante con la denuncia en los juzgados, por lo que el caso ha quedado cerrado.

En su auto, el juez resuelve no abrir causa penal por los hechos, después de que los padres de la adolescente hayan manifestado que "no estimaban que fuera de interés para la menor la incoación de procedimiento penal" y que la Fiscalía, de común acuerdo con ellos, haya decidido no presentar denuncia alguna.

Como la denuncia de la víctima es requisito indispensable en este tipo de delitos, el instructor ha decidido dejar sin efecto la detención de los dos identificados y ha ordenado ponerlos en libertad de forma inmediata.

La menor, que tiene problemas psicológicos, denunció ante los Mossos d'Esquadra haber sido agredida sexualmente por tres hombres la madrugada del pasado viernes en un reservado privado de la sala Razzmatazz de Barcelona, al que había accedido en compañía de otro joven.

Los Mossos d'Esquadra identificaron a tres personas en relación con la denuncia y les retuvieron el pasaporte, aunque dos de ellos, de nacionalidad estadounidense, tramitaron una copia del mismo y trataron de regresar a su país el pasado lunes.

La policía catalana los detuvo en el aeropuerto de El Prat de Llobregat (Barcelona), cuando se disponían a embarcar en un vuelo rumbo a Nueva York, y ayer pasaron a disposición del juez de guardia, que acordó prorrogar su arresto a la espera de practicar nuevas diligencias, entre ellas la exploración de la menor.

Más noticias en Política y Sociedad