Público
Público

Trabajar con ropa de invierno en plena ola de calor y falta de ambulancias, la crítica situación del 112 en Madrid

Las condiciones de los trabajadores y el estado del material, seis años después de la licitación, están en sus mínimos. El 31 de agosto finaliza el contrato, pero la Comunidad de Madrid aún no ha abierto un nuevo concurso de contratación.

Un trabajador de una UVI móvil del SUMMA 112 se viste con un EPI con la ayuda de otro trabajador durante una jornada de trabajo, en Madrid.
Un trabajador de una UVI móvil del SUMMA 112 se viste con un EPI con la ayuda de otro trabajador durante una jornada de trabajo, en Madrid. Eduardo Parra / Europa Press

El 31 de agosto finaliza el pliego por el que el SUMMA 112, los servicios de ambulancias y transporte de urgencias de la Comunidad de Madrid, está gestionada desde hace seis años por la empresa privada Ferrovial. Queda menos de un mes y el Gobierno de la Comunidad de Madrid aún no ha publicado el nuevo concurso ni se sabe nada de este asunto, que tiene en vilo a sus trabajadores.

El contrato ya está en su prórroga, puesto que tras los cuatro años acordados se podía extender hasta otros dos, cosa que ha sucedido. Además, con el acuerdo que se firma vienen incorporados todo tipo de materiales y vehículos que Suma 112 utiliza durante esos años.

Hasta que no se firma uno nuevo, estos no son repuestos, por lo que la devaluación de los mismos ya es notoria y los trabajadores han enfrentado el verano en condiciones verdaderamente alarmantes. 

En una carta que ellos mismos han remitido a la Consejería de Sanidad y al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, los trabajadores destacan que muchos solo tienen disponible ropa de invierno y sufren altas temperaturas durante la ola de calor madrileña, varios vehículos no disponen de aire acondicionado y, según denuncian, de los 97 vehículos que deberían estar disponibles por contrato, hay unos 20 inmovilizados por diferentes roturas. Esta precariedad provoca que aumente la carga de trabajo de aquellos vehículos que sí están en funcionamiento.

"Hay unos 15 vehículos que ya no existen, y a este número le sumamos 12-15 en talleres de reparación", reza la misiva enviada al Gobierno. "Los trabajadores están en plena jornada de verano con uniformidad destinada a invierno, con material tejido de poliéster que impiden la transpiración y aumenta el calor corporal del trabajador", aseguran. 

"Estamos trabajando con polos de manga larga, de licra, sin aire acondicionado, sin ropa de verano... imagínate las temperaturas"

La carta enviada por los trabajadores advierte de que, ante los fallecidos por golpes de calor, "es cuestión de tiempo que pase una desgracia", donde el paciente también sale malparado al estar los vehículos en condiciones "muy graves". 

Uno de los trabajadores relata a Público la situación: "Estamos trabajando con polos de manga larga, de licra, sin aire acondicionado, sin ropa de verano... imagínate las temperaturas. Es increíble. El problema viene de que la Consejería de Sanidad no saca el nuevo concurso", denuncia.

Han sido muchas las denuncias durante esta ola de calor por parte de los sanitarios. Los centros de salud y hospitales sin aires acondicionados han alcanzado temperaturas ambiente de 37ºC, se han cerrado más camas por falta de personal que en veranos previos a la pandemia, y esta misma semana se han generado colas de espera de hasta dos horas por trámites que apenas duran un minuto

Más noticias