Público
Público

Seis de cada 10 niñas y adolescentes sufren acoso en las redes sociales, la mayoría de las veces por conocidos

Un estudio llevado a cabo por la ONG Plan International, desvela que una de cada cinco niñas y adolescentes ha dejado de usar o ha reducido significativamente el uso de redes sociales tras sufrir acoso online.

Acoso en redes
Seis de cada 10 niñas y adolescentes afirman haber sido acosadas en las redes sociales / Plan International

Marisa Kohan

Más de la mitad de las niñas y adolescentes (el 58%) sufren acoso online, el 25% de ellas siente que está en peligro físico como resultado del mismo, el 42% explica que a raíz de este acoso han perdido la confianza en si mismas y una de cada dos (la mitad) siente que el acoso en internet es más intenso que el que sufren en la calle. 

Estos son sólo algunos de los datos contenidos en el informe (In)seguras online: experiencias de las niñas y las jóvenes en torno al acoso online elaborado por la ONG Plan International. El estudio, basado en testimonios y entrevistas a más de 14.000 chicas de entre 15 y 25 años de 22 países (entre ellos España), supone una radiografía del acoso que viven las niñas y adolescentes en Internet y que es constante y consistente a lo largo y ancho del planeta. Son acosadas por el simple hecho de ser mujeres y jóvenes, y estos ataques son más graves y frecuentes si se trata de niñas con discapacidad, pertenecientes a una minoría racial o al colectivo LGTBI.

La ONG resalta que si bien el acoso puede comenzar a edades tan tempranas como los ocho años, es más habitual entre los 14 y los 16 años, que es cuando las jóvenes afirman sufrirlo con mayor frecuencia e intensidad.

Datos conservadores

El 63% de las jóvenes que participaron en el informe afirma que el acoso al que se ven sometidas en las redes sociales es muy frecuentes (40%) o frecuente (23%). Sin embargo, el estudio resalta que se trata de "datos conservadores, porque el acoso se puede entender de manera diferente" y porque en muchas ocasiones las chicas no lo llegan a entender bien, lo que influye en su capacidad de valorar si han sido o no acosadas en una red social.

Según los datos de la encuesta, casi la mitad de las niñas (el 48%) afirma no saber nada o saber "algo" del acoso, frente al 52% que afirma haber oído hablar o saber mucho sobre este tipo de agresiones online.

El hecho de que las encuestadas hayan oído hablar, o no, del acoso online influye en que sepan reconocer si ellas han sido acosadas o no. De hecho, el informe afirma que el grado de conocimiento que tienen las niñas y las jóvenes sobre acoso online es proporcional al porcentaje de chicas que denuncian estas situaciones: de las que nunca han oído hablar del acoso online.

"Esta investigación evidencia que, independientemente del contexto socioeconómico y el país en el que vivan, niñas y adolescentes de todo el mundo comparten experiencias de acoso y discriminación en Internet. Estos ataques suponen una amenaza para su libertad de expresión, su participación y su desarrollo. En España, es urgente la aprobación de la Ley orgánica de protección de la infancia y la adolescencia frente a la violencia, y abordar la que se produce en el ámbito digital con una perspectiva de género. Dejar a las niñas y adolescentes fuera de los espacios online es extremadamente perjudicial en un mundo y un mercado laboral en transformación digital, que necesita contar con las experiencias, las opiniones y el liderazgo de las jóvenes", afirma Concha López, directora general de Plan International en España.

España no es una excepción. Los datos que el informe arroja sobre el acoso online a las jóvenes en nuestro país sigue los mismos patrones que se han visto en el resto de los 21 países que formaron parte del estudio. El 59% de las jóvenes afirma haber sufrido alguna forma de acoso sexual en las redes, un porcentaje que es ligeramente superior a la media global (58%), pero más bajo que la media en Europa, que alcanza el 63%.

La mayoría de los agresores son conocidos

El estudio indaga en las características del acosador. Una gran mayoría de la jóvenes españolas (el 75%) afirma que el ha sido acosadas por personas a la que conocen y otro 25% explica que no conocía a su acosador. 

Tal como refleja el estudio, el acoso online no es un concepto aislado, sino que se trata de una manifestación más del acoso que las niñas y las jóvenes experimentan en otros ámbitos de sus vidas, como el acoso callejero. Sin embargo muchas de las encuestadas afirman recibir más acoso cuando están conectadas a las redes sociales (49%) que cuando van por la calle (25%). Otro 26% afirma que se enfrenta a los dos tipos de acoso (online y en la calle) simultáneamente.

 Internet y las redes sociales se han vuelto un lugar común para las jóvenes. Cuando se les consulta sobre sus hábitos de consumo en Internet, el 99% de las niñas jóvenes afirma que son usuarias de redes sociales y el 94% confiesa que postea con frecuencia o con mucha frecuencia. 

En cuanto a las redes sociales que más utilizan, WhatsApp es la número uno indiscutible, puesto que el 94% de las consultadas afirma estar allí. A esta le siguen Instagram (80%) y Facebook y Youtube (50%)

Sin embargo, cuando se pregunta a las jóvenes por las redes sociales en que más se las acosa, el panorama es distinto. Instagram aparece a la cabeza. Un 35% de niñas y jóvenes afirma recibir abusos en esta red, seguida por WhatsApp (28%) y Facebook (20%).

En cuanto al tipo de acoso, el informe lista nueve tipos distintos, que van desde el lenguaje ofensivo o abusivo a las amenazas de violencia sexual. Entre medias están también el acoso sexual, las amenazas de violencia física, ataques por el aspecto físico por pertenecer a algún colectivo determinado, humillaciones, compartir contenido sin su autorización y la intimidación.

Las jóvenes desvelan que lo habitual es sufrir múltiples tipos de acoso. Así lo afirma el 88% de las encuestadas. Pero si se desglosan, el 77% de las chicas española afirma que ellas o chicas que conocen han estado expuestas frecuentemente o muy frecuentemente a lenguaje ofensivo o abusivo. Les siguen las chicas que manifiestan haber sido avergonzadas públicamente o humilladas por su físico (ambos con un 64%); intimidadas (61%) y acosadas sexualmente (58%). El 34% afirman que ellas u otras chicas se han enfrentado a las nueve formas de acoso enumeradas anteriormente

El acoso no sale gratis. El 72% de las chichas que afirma que sufrido abusos ha experimentado efectos negativos. Los más comunes son la pérdida de autoestima y de confianza, seguido de por un incremento de inseguridad por el físico y el estrés mental o emocional. La principal consecuencia es que las jóvenes abandonan las redes sociales o reducen drásticamente su presencia en ellas.

Las soluciones que proponen las propias jóvenes pasan mayoritariamente porque las plataformas de redes sociales deberían hacer más para acabar con el acoso online. 

Por su parte, Plan International hace una serie de recomendaciones en el informe. Entre ellas, que de acuerdo con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) y la legislación sobre igualdad, "los gobiernos de todo el mundo apliquen leyes específicas para hacer frente a la violencia online por razón de género y garanticen que las niñas y jóvenes víctimas puedan acceder a la justicia". 

Para ello, pide que se ponga en marcha cuanto antes la Ley Orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia, que aborda la violencia en entornos digitales, e insta a aplicarla con perspectiva de género para prevenir, investigar, sancionar, reparar y evitar la repetición, en los casos de violencia y acoso online contra las niñas y las adolescentes. Esta ley ha sido presentada por el Gobierno y se encuentra en la actualidad en fase de enmiendas. 


Más noticias de Política y Sociedad