Público
Público

Los sindicatos censuran las "injurias y calumnias" sobre el supuesto sabotaje al Zendal

Empleados del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares y vecinos del municipio se concentran a las puertas del centro para pedir la dimisión de la gerente del centro, Dolores Rubio, por su declaraciones sobre los paciente del Zendal.

Protesta sanitarios
Vista de la concentración convocada este viernes por el sindicato de sanidad Mats para exigir la dimisión la gerente del Hospital Universitario Príncipe de Asturias, Dolores Rubio, quien sugirió retirar los teléfonos móviles a los pacientes covid-19 para evitar su negativa a ser trasladados al Hospital Isabel Zendal. Fernando Villar / EFE

 CCOO y UGT han censurado este viernes el "discurso de injurias y calumnias" que a su juicio mantiene la Comunidad de Madrid contra los sindicatos por los supuestos casos de sabotaje en el hospital de emergencias Enfermera Isabel Zendal, y han instado a la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, a que "presente pruebas" si las tiene.

"Si tienen pruebas de algo, que las saquen, pero esto de acusar de que alguien ha matado a alguien, me parece muy peligroso", ha declarado el secretario general de UGT Madrid, Luis Miguel López Reillo, en una rueda de prensa conjunta con su homólogo de CCOO Madrid, Jaime Cedrún.

López Reillo ha avisado de que, si la Comunidad persiste en esta idea, que representa "una perversión y una temeridad", los sindicatos tendrán que tomar "las medidas adecuadas". "No nos vamos a quedar callados mientras nos acusan de una manera infundada de algo que no estamos haciendo", ha subrayado.

Jaime Cedrún (CCOO) ha indicado que el hospital forma parte "de una política de escaparate" y se hizo "deprisa y corriendo, por lo cual probablemente esté teniendo fallos por todos los lados".

"No nos lo creemos [el sabotaje], creemos que forma parte de la campaña permanente que estamos sufriendo con respecto a las dificultades que está pasando el hospital Zendal", ha dicho el dirigente de Comisiones Obreras.

Cedrún ha asegurado que, "puesto que nos hemos gastado más de 150 millones de euros en ese hospital", los sindicatos son los primeros interesados en "que funcione y que cumpla sus objetivos".

Por ello ha reiterado el ofrecimiento de negociar para "cumplir las necesidades de plantilla" del centro y desterrar "la bronca permanente", para así enviar "un mensaje de confianza a la población". 

Ayuso acusó ayer, jueves, a sindicatos "allegados y cercanos" a Más Madrid de "boicotear y robar medicamentos" en el nuevo hospital de Emergencias Isabel Zendal, dedicado a atender a pacientes con coronavirus derivados de los servicios de urgencias de otros centros.

Para la presidenta regional, estos trabajadores "cercanos" a la izquierda son los responsables de los supuestos actos de "sabotaje" detectados en los pabellones del hospital como cables desenchufados, tuberías obstruidas, sistemas de ventilación desconectados, interruptores partidos y robos de piezas, entre otros.

Por su parte, la Policía Nacional investiga la denuncia presentada por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y tiene previsto visionar las cámaras y tomar declaraciones a los responsables del centro y a los trabajadores.

En primer lugar los agentes van a revisar las cámaras de seguridad del centro y tomar declaración a los responsables del hospital y a los trabajadores para conocer la localización de los elementos sustraídos y quién tiene acceso a ellos.

De forma paralela, también se reforzará la vigilancia y la seguridad en las instalaciones para evitar que se vuelvan a cometer estos hechos delictivos. 

Protestas ante el hospital de Alcalá

Mientras las insidias y las investigaciones avanzan, empleados del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares y vecinos del municipio madrileño se han concentrado este viernes a las puertas del centro para pedir la dimisión de la gerente del centro, Dolores Rubio, en una protesta convocada por los sindicatos después de que la consejería de Sanidad se haya negado a cesarla por  la grabación en la pedía quitar los móviles a los pacientes para incomunicarles y que no rechacen el traslado al Zendal

La protesta, convocada por todos los sindicatos con representación en el hospital y con el apoyo de partidos y asociaciones sanitarias y vecinales de la localidad alcalaína, se produce un día después de conocerse un audio en el que Rubio sugería retirar los teléfonos móviles a los pacientes para evitar su negativa a ser trasladados al Hospital Isabel Zendal.

"Solicitamos su dimisión y con más motivo, porque debería haberlo hecho ya ayer, por dignidad y por ética, y porque esas declaraciones son además ilegales, van contra la Ley de Autonomía del Paciente y contra la Ley de Libre Elección", ha indicado Rubén Herrera, delegado sindical de Mats y enfermero de Urgencias del Hospital Príncipe de Asturias.

Sin embargo, este mismo viernes el viceconsejero de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha rechazado de nuevo cesar a la gerente del Hospital de Alcalá

Más noticias de Política y Sociedad