Público
Público

Las telecomunicaciones en La Palma, a salvo de momento

Aunque las coladas han arrasado todas las infraestructuras —alcantarillado, tendidos eléctricos, hilos telefónicos, caminos y carreteras— en su camino hacia el mar, los daños no se han extendido demasiado gracias a la redundancia de las redes.

Imagen nocturna del volcán Cumbre Vieja de la isla canaria de La Palma.
Imagen nocturna del volcán Cumbre Vieja de la isla canaria de La Palma. Cortesía de Celia Diana

"Los teléfonos funcionan, las redes wifi e internet funcionan, el problema más grave para nosotros ha sido que las carreteras se han cortado, pero muchas sólo por seguridad". Así lo confirma a Público Manuel, un vecino de Las Norias que gestiona varias casas rurales de la zona afectada por la erupción del volcán Cumbre Vieja de La Palma (Islas Canarias). Mientras tanto, la lava se desliza lentamente arrasando todo lo que encuentra a su paso.

Como es natural, en una circunstancia como esta, las lenguas de material volcánico —roca fundida a más de 1.000 grados de temperatura— lo engullen todo a su paso. "Las torres de la luz, las alcantarillas, la red de agua, todo esto se lo está llevando el volcán", comenta desde el terreno Manuel, que teme que habrá problemas con esos suministros "durante un tiempo".

No obstante, esos daños se limitan a las zonas cubiertas por la lava y aquéllas incendiadas inmediatamente alrededor de las coladas.

El numero de desalojados supera los 5.500 y llegará posiblemente a los 10.000 en las próximas horas, según estimaciones de la Guardia Civil, porque la realidad es que es muy complejo predecir con exactitud los caminos que seguirán las coladas de lava en dirección a la costa, o la duración misma del evento.

Imagen de la nube volcánica tras la erupción en la isla canaria de La Palma. Aparece como una nube blanca debido a la interacción entre la lava y depósitos subterráneos de agua.
Imagen de la nube volcánica tras la erupción en la isla canaria de La Palma. Aparece como una nube blanca debido a la interacción entre la lava y depósitos subterráneos de agua. Cortesía de Celia Diana

Existe ya un perímetro de exclusión establecido por Capitanía Marítima desde Punta del Pozo (Puerto Naos) en el sur hasta la playa de Las Viñas (Tazacorte) por el norte, así como media milla náutica desde el litoral hacia el oeste, a la espera de que la lava llegue al mar.

El área afectada alberga multitud de casa rurales y turísticas. Muchas de ellas tienen sistemas de seguridad por lo que, aunque no puedan acceder a ellas ya que la zona está perpetrada y casi blindada, los dueños pueden comprobar si aún hay suministro de luz. Allí donde no ha pasado la lava del volcán, claro.

Al sur de El Paso había suministro al cierre de esta crónica, y los datos proporcionados en tiempo real por Red Eléctrica Española para toda la isla eran relativamente normales.

Con conexión

Según datos del Cabildo de La Palma, la zona cuenta con una red de antenas de telefonía móvil relativamente tupida, concentrada en El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte, fundamentalmente. De momento, casi toda la zona tiene cobertura, aunque muchas de ellas se encuentran en la trayectoria de algunas de las coladas. No obstante, aunque desaparezcan varias de ellas no tiene por qué haber problemas de cobertura en un lugar en el que, además, se ha evacuado del todo.

Los cables submarinos (instalación principal por la que se transmite la información por internet en todo el mundo) no corren peligro ya que no pasa ninguno cerca de la costa oeste de la isla. La Palma cuenta con tres grandes conectores desde Santa Cruz de La Palma, en la costa este, dos de ellos a la isla de Tenerife y un tercero a La Gomera.

Mapa de los cables submarinos en las Islas Canarias.
Mapa de los cables submarinos en las Islas Canarias. ACIISI

Los demás grandes conectores de la red submarina global se encuentran bastante alejados de esta erupción. Ni siquiera las comunicaciones vía satélite se van a ver afectadas, al menos de momento, por la nube volcánica, que está siendo moderada.

Esquema de los grandes cables submarinos que rodean las Islas Canarias.
Esquema de los grandes cables submarinos que rodean las Islas Canarias. Subtelforum.com

Ahora, a los vecinos les toca esperar con la esperanza de poder salvar sus propiedades. "Pasará cerca, pero es que las estimaciones que hemos visto hasta ahora han fallado todas", lamenta Manuel, que añade: "Nosotros las previsiones las ponemos en remojo, ya que dijeron que el volcán iba a reventar en un sitio y desalojaron hasta los muebles de las casas, y luego ha salido por otro lado y a muchos no les ha dado tiempo ni de sacar el gato".

Desde Las Norias, en Casa La Majadas, este empresario turístico ejemplifica uno de los principales motores económicos de la zona, las casas turísticas, junto con la agricultura. Pero pase lo que pase, él se quedará. "Si nos pilla el volcán, pues a levantarse de nuevo y a seguir".

Mientras tanto, atiende a las preguntas con paciencia y resiliencia: "No se preocupe, podemos atenderles ya que ahora no tenemos trabajo".

Más noticias