Público
Público

Torres asegura que Casa Real realizó un "control total" de las actividades del Instituto Nóos

Diego Torres ha comenzado este viernes el cuarto día de su interrogatorio, en el que ha negado que los 300.000 euros que el Govern balear pagó a una empresa común con su exsocio Iñaki Urdangarin fuera una "comisión" por su papel de conseguidor.

El exsocio de iñaki Urdangarin, Diego Torres, continúa, por cuarto día consecutivo, su interrogatorio ante la sección primera de la Audiencia de Palma como acusado en el juicio del caso Nóos.- EFE

EFE

PALMA DE MALLORCA.- El exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, ha asegurado este viernes que la Casa Real realizaba un "control total" a la actividad realizada por el Instituto Nóos y que, incluso, ha puesto como ejemplo, podía llegar al nivel de qué tipo de impresoras comprar.

Así se ha manifestado en respuesta a las preguntas de su abogado, Manuel Gónzalez Peeters, donde ha explicado que la Casa Real recibía toda la información del Instituto Nóos "para verificar que no se hiciera algo mal", cosa que, ha dicho, al Instituto le daba "una tranquilidad adicional".

"No verán ustedes un reproche" por parte de la Casa Real, ha dicho Torres, que ha apuntado que este control de la Casa Real, "tenía claro que había que hacerlo". "No decidíamos nada sin su consentimiento", ha aseverado.

Por todo ello, al ser preguntado por su letrado por si sospechó en algún momento de que alguna actuación pudiera ser ilícita, ha contestado que "nunca" lo pensaron por ellos mismos, "ni porque a través de esa supervisión" se manifestó "alguna duda" en ese sentido.

Por otro lado, Diego Torres ha negado que los 300.000 euros que el Govern balear pagó a una empresa común con su exsocio Iñaki Urdangarin por crear una oficina de coordinación del equipo ciclista Illes Balears fuera una "comisión" por su papel de conseguidor.

"¿La oficina del proyecto del equipo ciclista era la comisión del señor Urdangarin?", le ha preguntado el abogado, a lo que Torres ha respondido tajante: "De ninguna manera".

Ha contradicho así la versión que dio al tribunal otro acusado, el expresidente balear Jaume Matas, quien afirmó que esos 300.000 euros fueron la "comisión" o el "peaje" que pidió Urdangarin como "conseguidor" o "intermediador" para obtener el patrocinio del equipo ciclista.

Respecto a Matas, Torres ha dicho que no recuerda ningún contacto con él por el asunto del equipo ciclista, un patrocinio que ha considerado "estratégico" para Baleares, que tenía una "carencia importante" de proyectos deportivos.

Torres también ha contestado a las preguntas del abogado de Alfonso Grau, exvicealcalde de Valencia acusado en Nóos, y ha asegurado que no participó en ningún momento en el desarrollo y ejecución del contrato por el que la Generalitat valenciana encargó a Nóos la organización de la cumbre deportiva Valencia Summit.

"De hecho, al señor Grau le he conocido en esta sala", ha dicho en referencia a la sala de juicios en la que ambos se sientan como encausados.

Más noticias