Público
Público

Presupuestos Generales del Estado Unidos Podemos y Compromís exigen claridad sobre las partidas contra la violencia de género en los PGE

Denuncian que los 80 millones de euros que deben financiar la lucha contra la violencia de género desde la administración central no están reflejados en los presupuestos de los distintos ministerios.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Sofía Castañón durante su intervención en el Congreso.- DANIEL GAGO

Unidos Podemos y Compromís han pedido este miércoles durante el debate de los  Presupuestos Generales del Estado (PGE) que se clarifiquen las partidas que cada ministerio dedica a la lucha contra la violencia machista y exigieron al Gobierno a clarificar el destino de los 80 millones de euros que el Gobierno afirma dedicado a la administración central para este fin, "porque las cuentas no cuadran", afirmó Sofía Castañón de Unidos Podemos. Este partido, de hecho, anunció la presentación de una enmienda a los PGE en este sentido.

Poco después de que el Gobierno hiciera público el proyecto de presupuesto, las organizaciones feministas y partidos como Unidos Podemos, PSOE o Compromís pusieron dudas sobre la existencia de esos 80 millones y su reparto en los distintos ministerios.

Tanto Compromís como Unidos Podemos denuncias que, si bien el libro amarillo de los PGE recoge este compromiso, la revisión partida a partida de cada ministerio no permite de conocer cuáles son los gastos reales de cada uno en materia de violencia de género, ni a qué se dedicarán concretamente, lo que conlleva el peligro de que no se gasten o que si se puedan utilizar para otros fines.

Denuncian, por ejemplo, la falta de 43 millones de euros que debía estar en el ministerio del Interior, pero que no se encuentran en ninguna partida. Lo mismo ocurre con varias partidas en el resto de ministerios.

"Si no está claramente determinado cuáles son los fondos que se van a dedicar en cada ministerio, ese dinero puede no gastarse, o utilizarse para cualquier otro fin y hacer mucho más difícil el seguimiemiento de los gastos y los compromisos", afirman desde la formación morada. 

"Los presupuestos todavía no tienen los 80 millones de la administración central", afirmó Sofia Castañon este miércoles en pleno del Congreso que debatía los presupuestos. "Es increible que estén regateando cuando hablamos de la vida de las mujeres de nuestro país", continúo tras afirmar que no se trata de los presupuestos más sociales, sino de "migajas sociales".

Castañón anunció la presentación de una enmienda que asegure que los 80 millones que deben financiar la lucha contra la violencia de género en la administración central esté clara, con partidas específicas y finalistas, que permitan hacer un seguimiento de los compromisos.

Desde Unidos Podemos afirman que la enmienda transaccional, presentada por el PSOE y que será apoyada por todos los partidos políticos, obliga al Gobierno a incorporar los 120 millones que faltaban al presupuesto y que debían financiar las políticas contra la violencia machista de comunidades autónomas y ayuntamientos. Pero que es necesario asegurar que los 80 millones de la administración central, efectivamente están incorporados, que sean partidas claras y que permitan un seguimiento de a qué se dedican. 

El acuerdo del pacto de Estado contra la violencia de género, aprobado en el Congreso el pasado mes de septiembre, recogía el compromiso de destinar 1.000 millones de euros en cinco años, para financiar las más de 200 medidas contenidas en el documento. Es decir, se debían destinar 200 millones por año, repartidos de la siguiente forma: 80 millones para la administración central (ministerios), 100 millones para las comunidades autónomas y otros 20 para los ayuntamientos. 
No fue así. El gobierno sólo anunció la financiación de la partida destinada a la administración central

En el borrador de los presupuestos presentados por el Gobierno, sólo figuraban 80 de esos 200 millones. Con la votación de este miércoles, todos los partidos exigirán al Gobierno que incorpore los 120 millones que faltaban y que éstos sean finalistas y condicionados.

Más noticias en Política y Sociedad