Público
Público

VIENTRES DE ALQUILER Bridget, una bebé abandonada por las personas que pagaron por su nacimiento

Una pareja de EEUU la abandonó al conocer que tenía daños neurlógicos. Ahora está en un orfanato y todavía se debate si su nacionalidad es ucraniana o estadounidense.

Bridget, la bebé víctima de los vientres de alquiler.
Bridget, la bebé víctima de los vientres de alquiler.

PÚBLICO

Bridget tiene tres años y, como tantos otros niños en Ucrania, es una víctima de los vientres de alquiler. Una pareja de EEUU pagó a una mujer ucraniana para que gestara a un bebé. Finalmente, a las 25 semanas de embarazo, la madre dio a luz a dos gemelos en febrero de 2016.

El bebé murió, mientras que la pequeña consiguió sobrevivir. En el momento de su nacimiento, pesaba poco menos de 300 gramos. Fue entonces cuando las personas que pagaron por ella rehusaron hacerse cargo de la bebé al conocer que tenía daños neurlógicos.

Dado que la ley ucraniana impide a la madre biológica hacerse cargo del bebé gestado, la pequeña, con multitud de problemas de movilidad y aprendizaje, se encuentra en un orfanato, abandonada y apátrida, pues todavía se debate si su nacionalidad es ucraniana o estadounidense. 

Samantha Hawley, una periodista de ABC News, contó su historia y la de otros muchos niños nacidos por gestación subrogada en un documental publicado en agosto de 2019. Y ahora, la tuitera Katia (@katia_free) ha rescatado la tragedia de Bridget a través de la red social. 

La periodista consiguió llegar hasta el orfanato donde se encuentra la bebé, ubicado en una ciudad llamada Zaporiyia, un gran centro industrial al sureste de la capital, Kiev. Allí, la enfermera ucraniana Marina Boyko cuida de ella desde su nacimiento y posterior traslado al Hogar Infantil Sonechko. 

"No se puede juzgar a una niña justo al nacer: 'No nos gusta esta niña, queríamos que tuviera una sonrisa de Hollywood al nacer'", ironiza la enfermera sobre la decisión de la pareja de abandonar a Bridget en Ucrania. "Les diría que tienen a una hija increíble", añade Marina Boyko.

En el documental, la periodista cuenta la historia de otros bebés que han sido abandonados en la India o Tailandia, países donde esta práctica ha sido prohibida. "Ucrania se está convirtiendo en el nuevo destino de subrogación caliente", sostiene Hawley.

En el pasado mes de agosto, la Fiscalía anunció la investigación de una agencia de gestación ucraniana que ofrecía sus servicios en España a través de una filial. A pesar de que los vientres de alquiler –una medida defendida a capa y escapa por Ciuadadanos– es legal en Ucrania, la justicia de ese país y la española investigan a la empresa por los presuntos delitos de tráfico de personas, falsedad documental, transferencia ilegal de personas a través de frontera estatal y evasión fiscal, tipificados en el Código Penal ucraniano.

Entre los puntos del acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos para el Gobierno de coalición destaca la lucha contra las agencias de vientres de alquiler. A pesar de que esta práctica está prohibida en España, las empresas que ofertan este servicio siguen funcionando legalmente y muchas parejas siguen viajando a los países del este de Europa, así como a Estados Unidos, para pagar por sus hijos. El Ministerio de Igualdad, que dirige Irene Montero, deberá asegurar una forma eficaz para luchar contra las agencias y prohibir esta práctica en nuestro país.