Público
Público

Violencia machista Un hombre, condenado a 31 años de prisión por asesinar a su pareja

La Audiencia Provincial de Madrid también le condena por delitos de amenazas y de maltrato habitual, le retira la patria potestad de los hijos y le prohíbe acercarse a menos de un kilómetro de ellos durante cinco años. 

Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Madrid. / EP
Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Madrid. / EP

EFE

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 31 años de prisión a Said K. por asesinar a su esposa Eliana en presencia de los hijos de ambos, de 3 y 8 años de edad, en el domicilio familiar de la capital el 12 de mayo de 2017.

El tribunal ha dictado esta sentencia después de que un jurado declarase culpable al procesado, a quien también condena por delitos de amenazas y de maltrato habitual, le retira la patria potestad de los hijos y le prohíbe acercarse a menos de un kilómetro de ellos durante cinco años.

El jurado consideró probados continuos episodios de maltrato, tanto físico como psicológico, desde el año 2009, agravados una vez que ella le comunicó que quería terminar con la relación.

Said K. pasó ocho años controlando su esposa mediante agresiones e insultos de toda índole, reiteradas amenazas de muerte, acusaciones de embustera y adúltera y acoso con mensajes continuos en el teléfono móvil. La víctima vivía en "permanente estado de angustia y temor".

Según el tribunal, era una "relación asimétrica, con voluntad discriminatoria, de control, de dominación y de superioridad" que situaba a Eliana "en una posición de humillación y subordinación que sólo acabó tras matarla".

Tras perpetrar el crimen, montó a sus dos hijos en el coche y fue con ellos a la comisaría de Usera, donde informó a los policías que se le acercaron que había matado a su mujer. Cuando la Policía se personó en el domicilio encontró a Eliana sin vida cubierta con una sábana.

El tribunal considera que el procesado es autor de delitos de violencia física y psíquica habitual, de hostigamiento y de asesinato con la agravante de alevosía y le impone una condena 31 años. La sentencia no es firme y puede ser recurrida ante la Sala de lo Civil y Penal del TSJ de Madrid.