Público
Público

La Xunta de Alfonso Rueda estrena el curso suprimiendo casi 60 aulas públicas de educación infantil y primaria en Galicia

El Gobierno autonómico se jacta de que son 130 más porque las compara con las cifras de hace dos cursos.

17/8/22 El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y el cardenal arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal, Juan José Omella, el pasado 6 de agosto en Santiago.
El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y el cardenal arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal, Juan José Omella, el pasado 6 de agosto en Santiago. César Arxina / Europa Press

La Confederación Intersindical Galega (CIG), el sindicato con más afiliados y delegados en Galicia y mayoritario en la enseñanza pública de la comunidad, ha denunciado que la Consellería de Educación del Gobierno de Alfonso Rueda va a iniciar el curso 2022/2023 suprimiendo 33 aulas en educación infantil y otras 26 en educación primaria.

"Estas 59 unidades hacen que nos encontremos con casi 100 docentes menos en el sistema educativo gallego en los niveles de Infantil y Primaria", señala la CIG. La central recuerda que esos recortes se añaden a los que habían denunciado el pasado 20 de julio, cuando tuvieron constancia de que la Xunta planeaba recortar también en formación profesional y en educación secundaria, especialmente en centros de zonas rurales cuya posibilidad para ofertar asignaturas optativas a sus alumnos se está viendo notablemente mermada.

El cierre de aulas figura en una orden de la Consellería de Educación, que dirige Román Rodríguez, publicada en el Diario Oficial de Galicia el pasado 12 de agosto, "en pleno verano y recuperando los peores modos del Gobierno del Partido Popular", según la CIG, que asegura que la norma se dispone además la unión de varios centros y el cierre de dos de ellos: el CEIP de Sillobre, en Fene (A Coruña), y el de Merza, en Vila de Cruces (Pontevedra).

La CIG extrae la previsión de cierre de aulas de la modificación en las unidades y puestos de trabajo docentes que recoge la orden de la Xunta. Pero el departamento de Román Rodríguez maquilla los datos recurriendo a la comparación con el curso 2020/2021, iniciado antes de la emergencia sanitaria, y no al inmediatamente anterior, el 2021/2022.

Así, según la Xunta, el próximo curso "habrá 130 aulas más de infantil y primaria que antes de la pandemia "pese a registrarse un descenso de casi 9.200 alumnos menos matriculados en estas etapas en este periodo".

Para la CIG, sin embargo, el Ejecutivo de Rueda "sigue adelante con la política de desmantelamiento de la enseñanza pública, anteponiendo los criterios economicistas a la calidad de la educación". "Un desmantelamiento que incide especialmente en la atención a las necesidad educativas específicas y que va a redundar en la masificación de las aulas debido al incremento de las ratios y la imposibilidad de realizar desdobles".

A juicio del sindicato, la Xunta "vuelve a perder una gran oportunidad para iniciar una rebaja de las ratios" alumnos/docentes "que permitiría al profesorado aumentar la calidad de la enseñanza".

Desde el regreso del PP al Gobierno de la Xunta con la primera mayoría de Feijóo en 2009 se han cerrado el 10% de los centros de enseñanza pública de Galicia, mientras se incrementaban las partidas destinadas a las empresas privadas en régimen de educación concertada, que ya reciben más dinero que el que se destina a becas, y se daba una licencia para la universidad privada de la entidad financiera Abanca, con la oposición de las tres universidades públicas de Galicia.

Las protestas de la comunidad educativa por los recortes son recurrentes año tras año, pero eso no impide que el Gobierno autonómico, primero con Feijóo y luego con Rueda, siga ejecutando recortes.

Más noticias