Diario Público
Diario Público

Consumismo “Cuando ya no quede sitio en el infierno, los muertos caminarán por la tierra“: capitalismo puro en la inauguración de la tienda de AliExpress

El pasado domingo, unas 3.000 personas, nada más y nada menos, se agolparon a las puertas del centro comercial Xanadú para optar a uno de los 500 regalos que la empresa asiática AliExpress daba en la apertura de su primera tienda física en Europa.

El furor ha sido tal, que el primer cliente en entrar llevaba acampado desde el viernes en las puertas del centro comercial, lavándose con toallitas húmedas para conseguir su preciado regalo.

Pese a que parezca increíble, este suceso no es la primera vez que ocurre. En 2013, varios japoneses acamparon frente a varias tiendas de Apple en Tokio para comprar los nuevos iPhone y, en Madrid, la apertura de Primark generó colas de hasta 350 personas durante los primeros días.

Para muchos, la imagen de miles de personas aglutinadas en la inauguración de la tienda de AliExpress muestra el consumismo y el capitalismo en estado puro.

Además, varios usuarios se han preguntado si la inauguración cumplía los protocolos de seguridad. “Más allá del agobio de estar con tanta gente, el peligro que puede suponer eso ante cualquier incidente. Se les fue de las manos el tema y espero que no haya habido ningún incidente”.

AliExpress pertenece al grupo Alibaba y su dueño, Jack Ma, es el hombre más rico de China.

Lo último en Tremending

En este artículo