La acertada reflexión de Íñigo Errejón tras tuitear un vídeo en el que David Flores habla sobre los homosexuales hace 20 años

Por

Una de las mejores maneras de ver la evolución de un país es a través de la televisión. Uno ve un programa de hace 20 años y se hace una idea rápida de cómo era el país en esa época. Es lo que tiene echar la vista atrás, que uno se da cuenta de lo mucho que se ha avanzado o retrocedido, según sea el caso. Eso es lo que le ha pasado a Íñigo Errejón. El líder de Más País ha recuperado un fragmento de Crónicas Marcianas, aquel programa que presentaba con notable éxito de audiencia Xavier Sardá y que dejó de emitirse en 2005. Algunos seguro que todavía lo recuerdan. Errejón sí se acuerda.

No podemos estar más de acuerdo con Errejón. El movimiento feminista y LGTBI han dado pasos de gigante en comparación con hace 20 años, que es más o menos cuando se emitió este debate. En las imágenes aparece el ínclito David Flores, ahora el ojo de huracán después de que las revelaciones de Rocío Carrasco le muestren ante la opinión pública como un maltratador. La verdad, es que viendo el vídeo de Crónicas Marcianas se aprecia que Flores ya apuntaba maneras. Sus palabras sobre los homosexuales le retratan: "Yo, que tengo amigos gays, y me parecen fenomenal, en mi opinión personal en este tema es que creo que dentro de la Guardia Civil no debería haber gays". Eso sólo lo puede decir un homófobo. Tampoco hay que despreciar las palabras de Coto Matamoros (¿Dónde andará?) que también son para echar de comer aparte.

Menos mal que por ahí andaba Boris Izaguirre para poner un poco de sentido común. "Que tú digas que tienes amigos gays y que te parece que no es suficientemente serio para estar en la Guardia Civil es un pensamiento reaccionario", el espetó a David Flores antes antes de rematar: "No cabe en mi cabeza que un país que ha dado un paso tan adelante, que una persona que ha estado en ese lugar no se de cuenta que tiene que ver que el paso ha sido importantísimo para la sociedad española".

En Tremending, nos fijamos en la reacción de la legión tuitera, que ha sido variada, como siempre. Aquí, algunos ejemplos.

Más de Tremending