El aplaudido discurso de Quique Sánchez Flores tras un episodio xenófobo en Getafe: "Estoy orgulloso de cada poro de mis venas que pueda respirar gitano"

Publicado el 31 de marzo del 2024

Este sábado, durante el encuentro del Getafe-Sevilla, se ha producido un nuevo episodio de insultos racistas y xenófobos en el fútbol español. Un sector del público del Coliseum profirió cánticos racistas contra Acuña, futbolista argentino, refiriéndose a él como "mono". Más tarde, el técnico del Sevilla, Quique Sánchez Flores, recibió ataques xenófobos en la zona detrás de los banquillos: varios aficionados le llamaron gitano en modo despectivo.

En rueda de prensa, el técnico denunció los hechos. "Estoy orgulloso de cada poro de mis venas que pueda respirar gitano, pero una cosa es ser gitano y otra es que se utilice como insulto", matizaba.

"Me parece aberrante que, en estos tiempos, donde se están avanzando tantas cosas, que nos digan cosas que se salen del mínimo espacio de convivencia", aunque también asegura que sabe que "hay aficionados del Getafe que han estado en contra de lo que estaba diciendo otra parte de la afición".

"Parte del público se cree que puede venir aquí a decir lo que quiera y esto es lo que está pasando en todos los estadios del mundo. Nosotros somos trabajadores que venimos aquí a trabajar en un espacio donde se nos tiene que respetar", ha añadido.

El técnico terminó su intervención ante los medios dejando un mensaje claro: "Hacen tantas cosas en fútbol, en tantas direcciones, y tan poco en lo que realmente importa. Yo entiendo que igual tiene que pasarle esto a alguien muy gordo, a alguien muy grande, para que al final se dé un giro y todos los mecanismos de los poderes se pongan a trabajar en esto (…) Lo que creo es que, si entre todos no hacemos algo, no va a haber la oportunidad de que demos a las generaciones que vienen detrás un lugar y un espacio, como van al tenis, como van al baloncesto, como van al golf, como van a otros deportes, donde la gente va a pasárselo bien y no va a insultar".