Los Pirineos son esa cordillera montañosa espectacular que sirve de frontera entre España y Francia. Cada lugar de este espacio natural es perfecto para descubrir y practicar muchas actividades de turismo activo, así que a veces es difícil cuál escoger entre todos ellos cuando nos acercamos a visitarlo.

Por nuestra parte, vamos a recomendarte algunos de sus sitios más especiales. Estos son nueve rincones mágicos en los Pirineos que te animamos a descubrir en tus paseos de primavera o verano. Si los tienes cerca, no tienes excusa.

1Cañón de Añisclo

Cañón de Añisclo (Pirineos)
Fuente: Flickr/mongider CC BY-SA 2.0

En Huesca (Aragón), el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, catalogado como tal desde 1982, se localiza el cañón de Añisclo, erosionado por el río Bellós a lo largo de 25 kilómetros, en la comarca de Sobrarbe. En el entorno también puedes ver numerosas cascadas el puente de San Úrbez, la ermita de San Úrbez y el molino de Aso. Y no dejes de recorrer alguna de las rutas de senderismo de la zona.

Artículo anteriorAlbarracín, la joya de Teruel
Artículo siguienteDescubre 9 museos dedicados a escritoras
Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.