Oviedo es un acierto seguro para una escapada: tradición, cultura y gastronomía se dan la mano en una ciudad de tamaño medio que se puede disfrutar plenamente en un fin de semana. La capital de Asturias es, ante todo, una ciudad orgullosa de sus raíces que custodia algunos de los tesoros más importantes de la tradición paleocristiana en la península ibérica, pero también es una localidad en la que, especialmente en los últimos años, se ha configurado una agitada cultura alternativa.

Y Oviedo es también la capital de la gastronomía asturiana: cada esquina huele rico, sabe bien. En la siguiente lista recopilamos 8 imprescindibles de Oviedo, un menú degustación para saborear como se merece la capital del Principado.  

La Catedral de Oviedo 

Imprescindibles de Asturias
Fuente: Wikipedia

No es una catedral gótica más, por lo que tiene… y por lo que le falta. Para empezar, la catedral de San Salvador de Oviedo conserva en su Cámara Santa diversas reliquias que se encuentran entre lo más preciado de la cultura paleocristiana en España: el Arca Santa, el Santo Sudario, la Cruz de la Victoria —símbolo asturiano por excelencia que aparece en su venerada bandera—, la Cruz de los Ángeles —que aparece en el escudo de Oviedo— y el Arca de las Ágatas.

Además, en la zona inferior de la Cámara Santa se ubica la Cripta de Santa Leocadia, uno de los vestigios más antiguos de la arquitectura de la Monarquía Asturiana, fechada a principios del siglo IX. 

¿Y qué le falta a la Catedral de Oviedo? Una torre. Debido a problemas de financiación se decidió eliminar una de las torres que estaba prevista inicialmente como es común en este tipo de construcciones. A la postre esta asimetría se ha convertido en una de las singularidades de esta catedral que es más que un imprescindible para el viajero. 

El Mercado y la Plaza del Fontán 

Imprescindibles de Asturias
Fuente: Wikipedia

De la arquitectura religiosa pasamos a la arquitectura popular disfrutando de uno de los lugares más emblemáticos de Oviedo. El Fontán no solo es uno de los mejores ejemplos de mercados tradicionales construidos durante el siglo XIX, sino que tal vez sea el espacio más entrañable de toda la ciudad, un lugar ideal para palpar el ritmo de vida de los carbayones. Sentarse en una de las mesas de la plaza interior del Fontán y escuchar nada más que las conversaciones de los parroquianos es una de las mejores sensaciones que podemos tener en la capital del Principado. 

Parque San Francisco 

Imprescindibles de Asturias
Fuente: Wikipedia

Otro incontestable símbolo de Oviedo. El Parque San Francisco es el pulmón verde de la ciudad, un parque situado en pleno centro de la capital asturiana. Pasear por sus senderos es otro de los grandes placeres que se reservan los ovetenses. Dentro del parque destaca el Jardín Botánico, el Paseo del Bombé, el de Los Curas, la Fuente del Caracol o el conocido como Escorialín, otro nombre socarrón made in Asturias: tardó tanto en construirse, a pesar de su minúsculo tamaño, que lo compararon con el majestuoso palacio de Felipe II. Y para los más pequeños, un juego: buscar la escultura de Mafalda que, desde 2014, también anima este parque. 

Las esculturas de Oviedo 

Imprescindibles de Asturias
Fuente: Pixabay

Y es que Oviedo es escultura. Más de 100 estatuas decoran diversos rincones de la ciudad, casi como un museo al aire libre. Seas o no aficionado al arte, muchas de estas obras llaman la atención, hay para todos los gustos: Woody Allen, El viajero, la ‘gorda’ de Botero, el ‘culo’ de Úrculo, Vendedor de pescado, el perro Rufo… y La Regenta, por supuesto. La escultura que recrea el personaje de Clarín, historia que el escritor situó en Oviedo, se halla en plena plaza de la Catedral de Oviedo. 

La Plaza de Trascorrales 

Imprescindibles de Asturias
Fuente: Wikipedia

A unos 300 metros al este del Fontán encontramos otra de las plazas más queridas por los ovetenses: Trascorrales. En pleno corazón del Oviedo Antiguo, es un lugar en el que disfrutar de la arquitectura doméstica tradicional con todas esas casas de poca altura, grandes ventanales y vivos colores que animan buena parte del casco antiguo de la capital. Al estar cerrada el tráfico, es una delicia sentarse en una terraza y disfrutar de la paz ovetense. Por cierto, si sigues hacia al este llegarás a la Plaza del Paraguas, otra curiosa plaza de la ciudad, en este caso con un punto más juvenil y alternativo. 

Palacio de Congresos de Calatrava 

Imprescindibles de Asturias
Fuente: Wikipedia

Sabemos que algunos carbayones pueden fruncir el ceño por incluir este edificio entre la lista de imprescindibles de Oviedo, pero consideramos que este complejo merece una segunda oportunidad y estamos seguros de que tarde o temprano se le sacará partido.

Conocido de forma socarrona como ‘el centollu’ —el ahora celebrado Elogio del Horizonte de la vecina Gijón empezó siendo ‘el váter de King Kong’— y también como el edificio más maldito de España, el proyecto de Calatrava ha sufrido todo tipo de vicisitudes desde comenzaran sus obras en 2003, especialmente su sobrecoste y los problemas con su cubierta retráctil. Con todo, sigue siendo uno de los edificios contemporáneos más singulares de toda Asturias.  

Gascona, el Bulevar de la Sidra 

Imprescindibles de Asturias
Fuente: Flickr

Dicho así podría parecer que estamos ante una gran avenida flanqueada por sidrerías y restaurantes. Pero esto ye Asturies, amigos, y aquí las cosas son pequeñucas. Gascona es apenas una cuesta con un puñado de sidrerías… pero qué cuesta y qué sidra. Con el buen tiempo, esta calle hierve de locales y turistas que disfrutan de lo mejor de la gastronomía asturiana y de la bebida por excelencia de esta tierra. No es fácil hacerse un sitio en este bulevar, pero merece la pena echar un vistazo y tal vez aprender a escanciar unos culines… 

El monte Naranco 

Imprescindibles de Asturias
Fuente: Wikipedia

A unos diez minutos en coche del centro de Oviedo, el viajero no puede perderse el imprescindible de los imprescindibles: el monte Naranco que incluye dos de los edificios icónicos del Prerrománico Asturiano, Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo. Además, este monte acoge la estatua del Sagrado Corazón y el edificio del Centro Asturiano. Pero el Naranco también es un espacio para los amantes del deporte: aquí se celebra desde hace muchos años una popular prueba ciclista. Y también es lugar ideal para disfrutar Oviedo desde las alturas y de echar un vistazo al siempre asombroso paisaje asturiano. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.