En el 2019 se cumplen 30 años desde la caída del Muro de Berlín. Por este motivo, son numerosos los actos y actividades que se organizan durante estas fechas en la capital alemana para recordar la historia de un tiempo que jamás debe olvidarse en el continente europeo.

Aprovechamos la ocasión para contarte todos los secretos del Muro de Berlín, dónde puedes visitar las partes que todavía se conservan y en qué lugares del mundo es posible encontrar algunos de sus fragmentos.

Muro de Berlín

The Wall
Fuente: Pixabay/erge

Desde el 13 de agosto de 1961 hasta el 9 de noviembre de 1989, Berlín estuvo partida en dos. Un muro la dividía en Este y Oeste. Para comprender por qué se levantó hemos de recordar primero que, al terminar la Segunda Guerra Mundial, Alemania quedó dividida en la República Federal Alemana (RFA) o Alemania del Oeste, formada por los sectores de ocupación occidental, y en la República Democrática Alemana (RDA), con el sector soviético, también denominada Alemania Oriental o Alemania del Este.

Pero desde entonces millones de personas abandonaron esta última para mudarse al lado occidental. Por ese motivo, para intentar impedir más pérdida de población, la RDA decidió levantar un muro provisional en 1961, con una docena de puntos de control y 155 kilómetros de alambrada. Después, se inició la construcción del muro de ladrillo, todo un símbolo de la Guerra Fría.

El Muro de Berlín estaba flanqueado por un foso, una alambrada, una carretera y una guardia militar armada con torres de vigilancia y perros. Esta línea contigua al muro se denominó «la franja de la muerte».

Durante la primavera de 1989, cuando se abrieron las fronteras entre Austria y Hungría, y los alemanes comenzaron a viajar a este país para pedir asilo en la embajadas de la RFA, las protestas y manifestaciones para la apertura del muro comenzaron a tener relevancia y, en noviembre, la RDA permitió el paso al otro lado de la ciudad. El éxodo que se produjo fue masivo.

Visitar el Muro de Berlín

The Wall
Fuente: Pixabay/igorelick

El sector del Muro de Berlín de mayor tamaño y mejor conservado es la East Side Gallery, con una longitud de 1,3 kilómetros. Este tramo fue decorado con murales en su parte interior, obra de más de un centenar de artistas de diversas nacionalidades.

Otros de los puntos clave en la ciudad para descubrir la historia del Muro son la Potsdamer Platz, con una de las torres de vigilancia; el puesto fronterizo Checkpoint Charlie, y la Puerta de Brandenburgo.

Después de su caída, fueron numerosos los pedazos de muro que se repartieron por todo el mundo, de manera que no hace falta viajar a Alemania para ver alguno de sus fragmentos. En España, hay tres de ellos: uno, en el Parque de Berlín, en el distrito madrileño de Chamartín, otro, en el Parque Europa, en Torrejón de Ardoz, y uno más en Isla Mágica, en Sevilla. En Portugal hay un fragmento a la entrada del Santuario de Fátima. Pero por todos los continentes hallarás países con algún trozo de muro, aunque el único que se encuentra en América del Sur está en Buenos Aires (Argentina).

The Wall

Muro de Berlín
Fuente: Pixabay/LoboStudioHamburg

En el programa de actos por el aniversario de la caída el Muro de Berlín se incluyen exposiciones y eventos al aire libre en distintos puntos de la ciudad. Entre todos ellos, destaca el concierto programado para el 9 de noviembre por la noche, en el que actuarán artistas de todo el mundo. Resultará inevitable recordar el mítico concierto que se produjo en el mismo lugar el 21 de julio de 1990, The Wall-Live in Berlin, con Roger Waters, Cyndi Lauper, Scorpions, Van Morrison y Bryan Adams, entre otros, y al que asistieron más de 300 000 personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.