La complicada situación de las personas autistas en el estado de alarma

  • EuropaPress
La ley permite a las personas con autismo salir a la calle acompañadas durante el confinamiento, ya que permanecer en casa indefinidamente puede suponer para ellos una crisis emocional. A pesar de recogerse esta medida en el Real Decreto por el que se declaró el estado de alarma, algunos padres han recibido gritos e insultos al pasear con sus hijos.