Previsión de agosto negro en la hosteleria española

  • Agencia Atlas
El manto multicolor que ha cubierto otros agostos las playas de Benidorm, capital turística por excelencia donde las haya, deja paso a la arena de unas playas muy vacias. La Costa Blanca espera este mes una ocupación que ronda el 60 por ciento, confiando en el turista de corta distancia,  con unas reservas muy breves y, sobre todo fines de semana. En la costa del sol es donde más se está acusando, si cabe, la ausencia del turista extrajero, sobre todo del Reino unido, que supuso el año pasado un 43 por ciento de la ocupación y este agosto no superara el 8 por ciento desplomando la previsión al 40 %. En la Costa de Galicia el sector hostelero se resiente algo menos logrando una ocupación del 50 % gracias sobre todo al  turista fiel que se siente seguro, huyendo de las masificaciones. Una tranquilidad y seguridad que los hoteleros esperan sirvan de reclamo para activar las reservas sobre todo la segunda quincena de agosto