Público
Público

67-85. La defensa del Unicaja desarboló el juego del Blancos de Rueda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La defensa del Unicaja desarboló el juego del Blancos de Rueda, que comenzó muy serio y con muchas ganas de dar un paso más de calidad, pero que no supo hacer frente a un rival mucho más asentado en la cancha y que estuvo más acertado de cara al aro y que venció por 67-85.

Los vallisoletanos salieron muy organizados defensivamente, lo que impidió a los jugadores del Unicaja lanzar con comodidad y encontrar su sitio en la cancha, pero la salida de Berni Rodríguez y Archibald rompió esa barrera local y dio mayor claridad de ideas a los malagueños en ataque.

El técnico segoviano, Porfirio Fisac, se vio obligado a solicitar el primer tiempo muerto en el minuto 7 con un 7-13 en el marcador que siguió aumentando hasta el 7-18, aunque una mayor presión defensiva vallisoletana y la mejoría del juego interior les permitió finalizar el primer cuarto con sólo cinco puntos de desventaja (14-19).

Diego García recortaba a tres la diferencia con un triple nada más comenzar el segundo cuarto, pero el cuadro malagueño impuso una férrea defensa que desarmó a los locales y les hizo controlar el ritmo de juego, con un acertado Dean que situó el 20-28 en el electrónico (min.14).

Pero los vallisoletanos emplearon su mejor arma: el juego en equipo y, con el acierto de Chase desde el exterior, las penetraciones de Diego García y la encarnizada lucha en el juego interior que protagonizaron Battle y Barnes, dieron sus frutos y el Blancos de Rueda llegó al descanso amenazando al Unicaja (36-38).

El parón no le sentó bien a los jugadores locales, que comenzaron a cometer un error tras otro tanto en ataque como en defensa, lo que aprovechó el conjunto visitante para seguir incrementando las diferencias, gracias al acierto anotador desde el exterior de Dean y Cook, hasta alcanzar los trece puntos (48-61), que se quedaron en doce al finalizar el tercer cuarto (50-62).

El Unicaja, lejos de relajarse, dio una vuelta de tuerca a su ya intensa defensa, lo que bloqueó al cuadro vallisoletano, que se defendía como gato panza arriba ante un rival que se mostraba mucho más solvente en todas las facetas y que volvió a situarse a trece puntos (55-68) en el minuto 33.

Chase conseguía recortar diferencias (61-68) con dos triples consecutivos, pero fue un pequeño espejismo en el desierto de errores que siguieron cometiendo los vallisoletanos, incapaces de superar la defensa contraria, y que les llevó a una derrota contundente (67-85), con la que el Unicaja toma aire.

Ficha técnica:

67- Blancos de Rueda Valladolid (14+22+14+17): Chase (20), Van Lacke (4), López (10), Báez (2), Battle (7) -cinco inicial-, Baldo (-), Grunfeld (4), Barnes (7), Diego García (13) y Puyada (-).

85- Unicaja (19+19+24+23): Cook (18), Welsch (6), Jiménez (10), Freeland (10), Printezis (10) -cinco inicial-, Berni Rodríguez (6), Archibald (6), Dean (17), Rubio (2) y Williams (-).

Árbitros: Amorós, Murgui y Castillo. No hubo eliminados.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la decimotercera jornada de Liga ACB, disputado en el pabellón Pisuerga ante 5.160 espectadores.