Público
Público

Casi el 80 por ciento de las víctimas de la violencia machista no había denunciado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Casi el 80 por ciento de las víctimas de la violencia machista no había presentado denuncia previa contra sus agresores, una situación que impide la puesta en marcha del sistema de protección previsto en la ley y que eleva el riesgo de sufrir agresiones graves.

Así lo ha puesto de manifiesto el Delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, quien ha remarcado la necesidad de trasladar a las mujeres el "mensaje rotundo" de que hay que denunciar a los agresores para favorecer su protección.

La denuncia es el paso necesario para proteger a las "cientos de miles de mujeres que están sufriendo violencia", algunas de las cuales "pueden acabar siendo asesinadas", ha indicado Lorente en declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en Almería en unas jornadas sobre violencia de género.

Las mujeres que se encuentren en esta situación deben acudir a las instituciones y "no permanecer en la violencia" porque "estadísticamente es más probable que una mujer sufra una agresión grave si no ha denunciado antes".

El delegado del Gobierno para la Violencia de Género ha incidido en el efecto pernicioso de hablar de denuncias falsas o de la discriminación de los hombres en la ley.

"Alimentar ese elemento crítico", con comentarios como que las mujeres también son violentas o de que hay hombres inocentes en la cárcel, "hace que las víctimas se cuestionen si van a ser creídas o no cuando den el paso adelante" para denunciar a sus agresores, ha advertido.

"El maltratador está ahí fuera, tomando un café, en su trabajo, o sentado en un banco, pensando en matar a su mujer", y por ello hay que trabajar al máximo en la prevención y la puesta en marcha de los mecanismos de protección, para lo que es necesaria la denuncia.

Lorente también ha subrayado que la sociedad tiene que "reforzar su posición unánime y contundente" de rechazo hacia la violencia porque es la única forma de que los agresores se cuestionen su conducta.

Hay que dejar atrás la visión anecdótica de determinados gestos, actitudes o incluso golpes porque "si no detenemos la violencia en su fase inicial es muy difícil hacerlo en la final", ha señalado.

Lorente ha admitido que, con 69 víctimas de la violencia machista en lo que va de año -sin incluir la última muerte ocurrida en las últimas horas en Barcelona-, aún queda mucho por hacer, pero ha rechazado que algo esté fallando en la lucha contra esta lacra social.

Ha remarcado que se han logrado importantes avances desde la puesta en marcha de la Ley contra la Violencia de Género, hace seis años, y ha apuntado que en estos momentos hay más de 100.000 mujeres bajo protección.

Sin esta legislación integral se podría hablar "de más de cien muertes al año", ha afirmado Lorente, quien ha advertido de que "no hay una ley, una persona o una acción que pueda acabar con la violencia", sino que "tiene que ser un todo y al mismo tiempo, un efecto sumatorio" en el que se está avanzando.

La protección de la mujer pasa por su propio entorno, por la actuación policial, institucional y judicial, y por el proceso de recuperación, "todo ello integrado y coordinado", ha explicado.

"Solo manteniendo este trabajo se podrá lograr el objetivo de erradicar la violencia de género, que es algo posible".

La prevención también tiene que "abarcar toda su dimensión", desde la educación y la concienciación, hasta la actuación ante factores de riesgo identificados y la prevención cuando ya se ha producido la violencia para evitar que vuelva a producirse.

Lorente ha destacado el "papel fundamental" de los medios de comunicación en la concienciación contra la violencia machista y planteado la posibilidad de mejorar el mensaje para comenzar a hablar de asesinos machistas, más que de mujeres muertas.