Público
Público

El 94% de los españoles desconfía de su factura de la luz

El recibo vuelve a subir este martes un 3,1%, pero esto no servirá para aliviar el déficit de tarifa, que este año será de entre 2.500 y 3.000 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 El 94% de los españoles considera que su factura eléctrica no responde a los costes reales y el 95% considera que el Gobierno es mucho o bastante culpable del alto precio de la electricidad, según el último barómetro sectorial realizado en España por la consultora de comunicación Grayling.

Además, el 95,5% de los consultados aboga por una auditoría pública para determinar lo que realmente cuesta producir cada kilovatio hora, mientras que el 83% de los que dicen saber qué es el déficit de tarifa duda de que realmente exista.

El 53% desconoce en qué consiste exactamente este déficit. De los que conocen el concepto, la gran mayoría afirma que le resulta difícil de creer en su existencia, viendo que España es, tras Malta y Chipre, el país europeo con la electricidad más cara.

El estudio, realizado entre más de 450 personas, muestra además que el 97,5% apuesta por potenciar las energías renovables, y el 54% estaría dispuesto a pagar más por ello. El 78% cree que se debería reducir la electricidad procedente de la energía nuclear.

Tras Malta y Chipre, España es el país europeo con la electricidad más cara 'Nunca habíamos visto hasta ahora un barómetro que arrojase tal grado de desconfianza hacia una industria concreta, ni siquiera en el barómetro sobre el grado de confianza en el sector bancario, que divulgamos a principios de 2013', asegura el consejero delegado de Grayling España, Eduardo Fuentes.

El recibo de la electricidad sube a partir de este martes un 3,1%, con lo que acumula un encarecimiento del 4,1% desde enero y de cerca del 11% desde comienzos de 2012.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha publicado en el BOE la resolución con la revisión de la Tarifa de Último Recurso (TUR) para el cuarto trimestre del año, una vez incorporados los resultados de la última subasta eléctrica, y tras mantener la parte regulada de la factura, correspondiente a los peajes.

La TUR en vigor desde este martes, que a partir de enero se llamará Precio Voluntario al Pequeño Consumidor, incluye un precio por megavatio hora (MWh) de 77,23 euros. Este precio es muy superior a los 47,58 euros por MWh base y 57 euros por MWh punta vendidos en la subasta, y se debe a los ajustes posteriores a la puja.

Entre ellos, destacan los coeficientes de pérdidas estándares, que soponen un sobreprecio de 14 euros por MWh, así como el sobrecoste de los servicios de ajuste, valorado en otros 6 euros por MWh. Los pagos por capacidad tuvieron una incidencia de 0,0098 euros por MWh.

Una vez incluidas estas variables, la subasta se cerró con una subida del 7,6%, lo que, trasladado a la factura del consumidor, implica una subida del 3,1% a partir del 1 de octubre. La subasta tiene un peso algo inferior al 50% sobre la conformación final de la tarifa.

Tras esta subida, el año se habrá saldado con cuatro incrementos de la tarifa eléctrica, incluidos los del 3% en enero, del 1,2% en julio y del 3,2% en agosto, y con una única pero significativa bajada, del 6%, en abril. Incluida la nueva subida de octubre, la tarifa se ha encarecido cerca del 11% desde enero de 2012.

La nueva subida, al producirse en el coste de la energía y no suponer un incremento de los peajes, no servirá para aliviar el déficit de tarifa, que en términos acumulados supera los 26.000 millones de euros y que este año será de entre 2.500 y 3.000 millones de euros, según anunció el ministro de Industria, José Manuel Soria.