Público
Público

Acidos grasos omega-6 reducen el riesgo de enfermedad cardíaca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las personas no deberíanreducir el consumo de ácidos grasos omega-6 y hasta deberíancomer un poco más, indicó la Asociación Estadounidense delCorazón (AHA).

Los ácidos grasos omega-6 y 3 son "grasas esenciales" queel cuerpo no puede producir y debe obtenerlas a través de losalimentos.

Esas grasas "buenas" tienen un papel muy importante en lafunción cardíaca y cerebral, junto con el crecimiento y eldesarrollo normales.

La mayoría de los ácidos grasos poliinsaturados (PUFA, porsus siglas en inglés) omega-6 en la dieta derivan del ácidolinoleico, que está presente en los aceites vegetales, como elde maíz, explicó en la revista Circulation el equipo del doctorWilliam S. Harris, de la University of South Dakota.

Los ácidos grasos omega-3 están en los pescados grasos(atún, salmón y sardina) y en las semillas de lino.

No existen recomendaciones definitivas sobre cuánto PUFAomega-6 necesita la población, agregó el equipo, pero losadultos en Estados Unidos están consumiendo unos 15 gramosdiarios de ácido linoleico, o un 6,7 por ciento del consumototal de calorías.

Según el Instituto de Medicina, es suficiente que hombres ymujeres consuman 17 y 12 gramos diarios, respectivamente, esdecir entre un 5 y un 6 por ciento de las calorías totales.

Existen dudas sobre si los PUFA omega-6 pueden promoverinflamación y dañar el corazón porque esos ácidos grasos sonlos ladrillos de varios tipos de moléculas inflamatorias.

Pero la mayoría de las evidencias científicas sugieren quelos omega-6 reducirían la inflamación, mientras que losnutrientes tienen también efectos "bien documentados" asociadoscon la reducción de los niveles de colesterol.

Los ensayos clínicos en seres humanos sugieren también quereemplazar las calorías que aportan las grasas saturadas o loscarbohidratos refinados con los ácidos grasos omega-6disminuiría el riesgo de enfermedad cardíaca.

Mientras que algunos investigadores sostienen que reducirla relación omega-6/omega-3 mediante la disminución del consumode omega-6 podría ser beneficioso, los autores postulan queconcentrarse en esa relación tiene "limitaciones conceptuales ybiológicas", en especial si eso hace que las personas ingieranmenos ácidos grasos omega-6 en lugar de aumentar el consumo deomega-3.

A partir de la revisión de estudios sobre humanos yanimales, los autores concluyeron que obtener hasta el 10 porciento de las calorías diarias a través de los ácidos grasosomega-6 es seguro y reduce más el riesgo de cardiopatías quecuando su consumo es menor.

"En resumen, la AHA respalda el consumo de PUFA omega-6 enhasta por lo menos entre el 5 y el 10 por ciento de lascalorías cuando se cumplen otras recomendaciones asociadas conel estilo de vida y la alimentación", indicó.

"Reducir el consumo de omega-6 de sus actuales nivelestendería a aumentar, en lugar de reducir, el riesgo dedesarrollar enfermedad coronaria", finalizaron.

FUENTE: Circulation, 19 de febrero del 2009