Público
Público

ACS contraataca e impugna la junta de accionistas de Iberdrola

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

ACS cumplió el martes con su amenaza de llevar su enfrentamiento con su participada Iberdrola a los tribunales, dos semanas después de que la eléctrica tomara la iniciativa e impugnara las cuentas y la gestión de la constructora.

ACS, en conflicto con Iberdrola por la negativa de ésta de darle entrada en el consejo de administración, presentó el martes una impugnación de la junta de accionistas de la eléctrica que en marzo le otorgó un puesto en el consejo por su participación pero después lo revocó alegando rivalidad entre sus negocios.

"Ahora a mediodía hemos presentado el auto en el juzgado de lo mercantil de Bilbao acompañado de seis informes periciales que justifican que ACS e Iberdrola no son competencia", dijo un portavoz de la constructora.

ACS, que controla un 12 por ciento de Iberdrola de forma directa y en derivados, ya había advertido tras la junta de accionistas de Iberdrola celebrada en marzo que impugnaría la decisión de la eléctrica.

En un comunicado de prensa enviado el martes, Iberdrola defendió que su actuación en su junta se ajusta a la legalidad vigente y reiteró entre la eléctrica y la constructora existe un conflicto competencial y estructural "evidente, nítido y reconocido por la propia constructora".

"El conflicto de competencia (...), distinto de lo que es un simple conflicto de interés, está acreditado por diversos informes económicos y dictámenes jurídicos (...) que evidencian que ambas compañías son competidores reales en numerosos mercados y han rivalizado en licitaciones", dijo Iberdrola.

La eléctrica señaló que contará con el despacho de abogados Uría y Menéndez como asesor en el conflicto y añadió que espera que ACS "acredite que es accionista agrupado durante todo el tiempo que dure el proceso, con el número suficiente de acciones en función del nuevo capital social de Iberdrola y la reducción a 14 del número de consejeros".

Iberdrola recordó además que un 81,5 por ciento del capital de la eléctrica aprobó la revocación del consejero de ACS en la junta. A finales de mayo, Iberdrola aprovechó una participación del 0,006 por ciento en la constructora para impugnar sus cuentas de 2009 y criticar su gestión.