Público
Público

ACTUALIZA 1-Países en desarrollo, opuestos a meta reducción CO2

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

China, India, Brasil y Sudáfrica seoponen a fijar una meta para reducir a la mitad las emisionesde gases de efecto invernadero hacia el 2050 en una conferenciade cambio climático que comienza la próxima semana, dijeron elmiércoles diplomáticos europeos.

Un documento de las cuatro naciones en desarrollo tambiéndijo que estaban en contra de fijar una meta de un máximomundial en las emisiones hacia el 2020 y un objetivo de limitarel calentamiento global a un máximo de 2 grados Celsius (3,6Fahrenheit) por encima de las épocas pre-industriales,señalaron.

"El documento es defensivo. Traza las líneas rojas paraestas economías emergentes", dijo a Reuters un diplomáticoeuropeo que tuvo acceso a los contenidos del documento.

Los diplomáticos señalaron que el documento complica laspreparaciones para la conferencia del 7 al 18 de diciembre enDinamarca. Mucho países desarrollados respaldan las metas quefueron rechazadas por las cuatro naciones como parte de una"visión compartida" de los principios comunes para combatir elcalentamiento global.

"Ellos no quieren ninguna cifra bajo el título de unavisión compartida en el borrador de Copenhague", dijo unsegundo diplomático.

"Dicen que no pueden aceptar dos grados, un punto máximoglobal el 2020 y un 50 por ciento (para el 2050) comparado conlos niveles de 1990", comentó un diplomático. China es el mayoremisor mundial, por delante de Estados Unidos, Rusia e India.

China e India anteriormente han insistido en que lasnaciones desarrolladas, que se enriquecieron quemandocombustibles fósiles, deben hacer cortes más profundos en suspropias emisiones para el 2020 antes de esperar que lasnaciones pobres se sumen a las reducciones.

Esas naciones buscan que los países ricos, por ejemplo,reduzcan sus emisiones en un 40 por ciento bajo los límites de1990 para el 2020.

Un proyecto presentado por el presidente estadounidense,Barack Obama, reduciría las emisiones de ese país en un 3 porciento desde los niveles de 1990 para el 2020, mientras laUnión Europea apunta al menos a un 20, ojalá un 30 por ciento.

"La Unión Europea se está rascando la cabeza sobre esto eneste instante. Ninguno de estos países parece tener la voluntadde explicar o justificar sus posiciones a la Unión Europea o aEstados Unidos", comentó otro diplomático.