Publicado: 28.12.2013 16:19 |Actualizado: 28.12.2013 16:19

La acusación pide ocho años de cárcel para el hijo de Ortega Cano

Le acusa de delitos de agresión, robo e incendio de un vehículo. Pide además una indemnización de 25.000 euros para la víctima de la agresión. El hijo del torero cumple prisión preventiva desde el 14 de

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La acusación particular ha pedido ocho años de cárcel para José Fernando Ortega Mohedano, hijo del torero José Ortega Cano, por agresión, robo e incendio de un vehículo tras un incidente en un club de alterne de Castilleja de la Cuesta (Sevilla).

El abogado que ejerce la acusación, Manuel Manzaneque, pide para José Fernando cinco años de cárcel por un delito de robo con violencia, dos años y medio por otro de incendio, seis meses de cárcel y privación del permiso de conducir durante cuatro años por un delito contra la seguridad del tráfico y una multa de 2.160 euros por un delito de hurto de uso de vehículo de motor, así como otra multa de 180 euros por una falta de lesiones.

Además pide que José Fernando y sus cinco amigos indemnicen al agredido en un total de 25.319 euros por el valor del coche que incendiaron, los dos móviles y otros objetos que le robaron.

La acusación pide una indemnización de 25.319 euros para la víctima por el valor del coche y de los objetos que le robaron

Según el escrito de acusación, los hechos ocurrieron pasadas las 5 de la madrugada del 2 de noviembre del 2013 en el club de alterne Rey 2000, cuando la víctima Jonathan V.A., en un estrechamiento del pasillo, golpeo involuntariamente a Francisco S.C., amigo de José Fernando, lo que provocó el derramamiento de parte del vaso que llevaba, por lo que exigió que le abonarán el importe de la bebida en cuestión y se produjo un forcejeo.

Entonces otros tres hombres, acompañantes de Francisco S.C., se dirigieron de manera "evidentemente amenazante" hacia Jonathan, ante lo cual este último arrojo el contenido del vaso de plástico que llevaba sobre Francisco S.C. y salió huyendo.

En su persecución, a pie y en coche, salieron los acusados José Fernando Ortega Mohedano, Isaac F.C. y Eloy R.T. Añade el escrito que cuando le alcanzaron, Francisco y José Fernando le golpearon mientras Isaac y Eloy lo sujetaban.

Según la acusación, José Fernando sustrajo a Jonathan del bolsillo dos teléfonos móviles, valorados en 1.123 euros, la billetera con documentos y unos 15 euros, las llaves de su casa y las llaves de un automóvil Audi.

José Fernando e Isaac se fueron del lugar utilizando este vehículo, que continuaron usando durante varios días, aunque José Fernando carecía de permiso de conducir, añade la acusación.

Esta calificación se une a la presentada por la Fiscalía de Sevilla, que pide para José Fernando tres años y medio de cárcel por un delito de robo con violencia; un año y medio por un delito de daños, una multa de 2.700 euros por un delito contra la seguridad vial y otra de 360 euros por una falta de lesiones.

El joven continuó usando el vehículo robado durante días sin carnet, conduciendo "bajo los efectos del alcohol y las drogas"hasta que chocó

Como consecuencia de la agresión inicial por parte de Francisco S.C. y los golpes y robo posteriores, el agredido padeció unas lesiones de las que tardó siete días en curar. Además, en la actualidad está recibiendo tratamiento psicológico por el choque postraumático que padece, por lo que su abogado se reserva la posibilidad de reclamar indemnizaciones posteriores.

Añade el escrito que el día 5 de noviembre José Fernando conducía el Audi "bajo los efectos del alcohol y las drogas, según su propia declaración", por la carretera A-5301 en el término de Almadén de la Plata (Sevilla), a una velocidad superior a los 140 kilómetros por hora, chocó con un elemento de señalización, perdió el control y cayó en la cuneta.

Acompañado por Isaac S.C. e Iván N.B. y utilizando un bidón de gasolina que habían comprado para tal fin, rociaron el vehículo y lo incendiaron, dejándolo completamente calcinado.

La acusación particular solicita penas similares para los otros cinco imputados, a los que aplica las agravantes de haber cometido el delito sin riesgo para los delincuentes, con abuso de superioridad numérica y haberlo ejecutado en un lugar y hora en la que la víctima "difícilmente podía recibir auxilio".

José Fernando y tres de sus amigos cumplen prisión preventiva por estos hechos desde el pasado 14 de noviembre.