Público
Público

Acusan a un paramédico bahameño de extorsionar a John Travolta

Tarino Lightbourne se ha declarado no culpable de las acusaciones por amenazas al actor tras la muerte de su hijo en Bahamas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un paramédico bahameño se ha declarado no culpable tras ser acusado de tratar de extorsionar a John Travolta por 25 millones de dólares, tras la muerte del hijo del actor en las Bahamas este mes.

La policía bahameña dijo la semana pasada que estaban investigando una queja de Travolta sobre un intento de extorsión en su contra. Ni la policía ni los fiscales han hablado sobre la naturaleza de la misma.

Los abogados defensores del actor señalan que el paramédico Tarino Lightbourne, de 47 años, intentó perjudicar a Travolta con amenazas. Además, el hombre fue acusado de falsificación.

La magistrada Carolita Bethel suspendió hasta el miércoles la audiencia, momento en que una ex senadora, Pleasant Bridgewater, aparecerá ante el tribunal para enfrentarse a los cargos de conspiración en la extorsión en conexión con el caso.

Bridgewater salió con una fianza de 40.000 dólares durante el fin de semana y prometió luchar contra lo que llamó unos cargos 'falsos e injustos'.

'Es un misterio cómo estas acciones inocentes pueden ser tan malinterpretadas, transformadas perversamente para significar otra cosa más allá de lo que eran', señaló la ex senadora el fin de semana mediante un comunicado.

Bridgewater renunció a su sillón senatorial, alegando que no quería ocasionar presiones indebidas hacia su partido, el grupo opositor Liberal Progresista.

Jett Travolta, de 16 años, fue encontrado inconsciente el 2 de enero en el hogar de su familia en el centro Old Bahama Bay en la isla Grand Bahama, donde la familia de John Travolta y sus amigos se habían reunido para las fiestas de Año Nuevo.

El actor y los paramédicos intentaron revivir a Jett. Luego fue trasladado en ambulancia hasta un hospital para posteriormente ser declarado muerto.

En su certificado de defunción, las autoridades bahameñas señalaron como la causa de muerte un 'ataque'.

El cuerpo del adolescente fue cremado en las Bahamas y sus cenizas fueron devueltas a Florida, donde Travolta y su esposa, la actriz Kelly Preston, realizaron un servicio fúnebre en su residencia cerca de Ocala.